Los jugadores del Mallorca celebran con la afición la victoria del equipo ante Osasuna, tras el partido de la jornada 38 de Liga en Primera División que Atlético Osasuna y RCD Mallorca disputaron hoy domingo en el estadio de El Sadar, en Pamplona. | Jesús Diges

1

Nueve meses de turbulencias, mas de una treintena de futbolistas, dos entrenadores y treinta y ocho episodios cargados de tensión que al final han servido para salvar la categoría gracias a su victoria en Pamplona. Este ha sido el recorrido.

AGOSTO
3 partidos - 7 puntos

Aún con restricciones de aforo en Son Moix, el equipo de Luis García Plaza cortaba la cinta del curso con un gol de Brian Oliván y un empate en casa ante el Betis (1-1). Solo una semana después, en Mendizorroza, lograba la primera victoria del proyecto gracias a un tanto de Fer Niño (0-1) y con un triunfo especial antes de que el campeonato realizara el primero de sus parones después de que Dani Rodríguez tumbara al Espanyol (1-0).

SEPTIEMBRE
4 partidos - 1 punto

Para el Mallorca todo empezó a torcerse a con el final del verano. El campeonato se reanudaba con una derrota en San Mamés (2-0) y un empate en casa frente al Villarreal (0-0), que al final sería lo único positivo de todo el mes. El regreso al Bernabéu se saldó con una pobre pueesta en escena y con la derrota más abultada de toda la temporada (6-1). No mejoró el panorama una jornada después. El equipo balear, con Greif bajo el larguero en lugar de Reina, sufría su primera caída en Palma contra Osasuna (2-3). Fue una derrota que dolió.

OCTUBRE
5 partidos - 6 puntos

El mes de los finales accidentados. Tras un nuevo paréntesis, el Mallorca celebraba otra mínima victoria en casa a costa del Levante (1-0) que no tendría continuidad, sobre todo, por la mala gestión de los minutos finales. El equipo perdía en Anoeta contra una Real Sociedad en inferioridad y ya con el tiempo a punto a agotarse (1-0). Unos días después se dejaba dos puntos en Mestalla en un encuentro que hasta el minuto 93 tenía controlado: pasó del 0-2 al 2-2. Después de salvar la igualada en Son Moix ante el Sevilla (1-1), se dejaba empatar por el Cádiz, también en el descuento (1-1) como colofón a un polémico encuentro.

NOVIEMBRE
3 partidos - 2 puntos

No fue un mes particularmente productivo para los de Luis García Plaza, que empezaron rascando un empate en el último momento contra el Elche gracias un tanto de Maffeo en los instantes finales con el que se invertía la dinámica de los encuentros anteriores (2-2). El Mallorca caería después claramente en Vallecas en el que era el estreno goleador de Abdón Prats en Primera (3-1). Otro empate en Son Moix, esta vez ante el Getafe (0-0), volvía a dejar al equipo balear suspendido en el aire.

DICIEMBRE
3 partidos - 4 puntos

El Mallorca se reencontró con sus mejores sensaciones fuera de casa al visitar el Wanda Metropolitano. Russo igualó un partido que habia empezado a romper Cunha tras el descanso y cuando el punto parecía bañado en oro el equipo trazó un contragolpe letal que culminó Kubo sorprendiendo a Oblak. Un triunfo de prestigio frente al Atlético de Madrid que daría paso al desierto lejos de Son Moix (1-2). Una semana después los bermellones disputaban un partido imposible frente al Celta en el que el viento lo iba a condicionar todo (0-0) y el 2021 se abrochaba con una dolorosa derrota en Los Cármenes contra un Granada liderado por Molina (4-1).

ENERO
3 partidos - 0 puntos

No le sentó bien el cambio de año al Mallorca, que destapó el 2022 perdiendo por la mínima en casa contra un Barcelona erosionado por las bajas (0-1). Justo después de las fiestas y con Manolo Reina relegado a la suplencia, llegaron otras dos caídas de las que duelen. Primero en el Ciutat de València, contra un Levante que hasta ese momento no había ganado ningún partido (2-0) y después en La Cerámica contra un Villarreal muy superior (3-0).

FEBRERO
4 partidos - 6 puntos

El Mallorca, ya reforzado tras el paso por el mercado de invierno, se dio un respiro con dos victorias terapéuticas en su centro de operaciones. La primera contra el Cádiz, señalado ya como rival directo en la carrera por la permanencia (2-1), y la segunda contra el Athletic (3-2) en un cierre de partido taquicárdico (3-2). Era el paso previo a una racha desastrosa que comenzó al perder en el campo del Betis (2-1) y en casa contra un Valencia que se aprovechó del tempranero golazo de Paulista (0-1).

MARZO
4 partidos - 0 puntos

Un mes para olvidar que arrancó con un recital de la Real Sociedad en Palma (0-2) y con el accidentado partido de Balaídos, en el que todo se fue por el desagüe en el último momento (4-3) tras un festival de desajustes defensivos en las dos áreas. Luego el Real Madrid pasaría el rodillo en Son Moix (0-3) para dejar muy tocado a Luis García Plaza, que perdería el puesto tras caer en Cornellà contra el Espanyol de Vicente Moreno (1-0). Se acababa un ciclo. El entrenador madrileño era destituido después de que el Mallorca entrara por primera vez en las posiciones de descenso a Segunda División.

ABRIL
4 partidos - 6 puntos

El Mallorca de Javier Aguirre se ponía en marcha en Getafe, donde iba a prolongarse la mala racha de resultados. Sergio Rico detenía un penalti pero la expulsión de Franco Russo dejaba al conjunto balear sin opciones a pesar de su resistencia (1-0). El primer triunfo con el entrenador mexicano a los mandos se producía frente al Atlético de Madrid, en un duelo en el que los bermellones, además, iban a dejar la portería a cero. Era la segunda victoria de la tempora ante el vigente campeón (1-0). Ese amago de rehabilitación no tendría continuidad en Elche, ya que el Mallorca iba desintegrarse en la posterior visita al Martínez Valero (3-0). La luz volvería en la jornada siguiente, en casa y con el Alavés delante (2-1) en un duelo que sirvió para volver a coger aire.

MAYO
5 partidos - 7 puntos

El Camp Nou fue de nuevo un escenario difícil de conquistar pese a las facilidades del conjunto local (2-1), aunque el gran golpe de verdad lo iba a asestar el Granada. En un partido que parecía diseñado para sellar la salvación, el Mallorca sufrió una de las derrotas más difíciles de digerir de los últimos tiempos y estuvo a punto de tirarlo todo por la borda (2-6). Cuando todo parecía perdido, el equipo despertaba a domicilio tras nueve derrotas seguidas y sumaba un punto en el Sánchez Pizjuán en un encuentro marcado por el regreso de Reina a la portería (0-0). El último partido en casa de la temporada, contra el Rayo Vallecano, lo resolvía Abdón Prats en el minuto 92 y lo emplazaba todo a lo que ocurriera en Pamplona (2-1). Ayer finalmente el equipo bermellón hizo los deberes y consiguió el triunfo por cero goles a dos gracias al acierto de Ángel y Grenier. El Mallorca sigue siendo de Primera. Se salvó el gran patrimonio del club balear.