Imagen retrospectiva de Michael Robinson. | Agencias

1

El Cádiz busca la permanencia en un partido a vida o muerte en Vitoria ante el descendido Alavés, pero mirando de reojo a lo que acontezca en El Sadar entre el Real Mallorca y Osasuna. El club andaluz, a través de sus redes sociales, ha recurrido a la figura del fallecido Michael Robinson, gran seguidor cadista y ex jugador de Osasuna, para alentar a los navarros en vistas a superar al equipo de Javier Aguirre y dar vida a los del Nuevo Mirandilla.

«Todos a una, Cádiz y Osasuna», reza el tuit que ha subido a sus redes el conjunto gaditano, en el que se mite un vídeo del hijo de Robinson, Liam, quien envía «muchísimo cariño y suerte» al conjunto amarillo y recuerda a la par que «la Liga no es igual si no está el Cádiz». La implicación del que fuera presentador y comentarista deportivo con el club amarillo siempre fue pública, una pasión que ha traspadado a sus sucesores.

«Estoy convencido que mi padre estará cubriendo El Partidazo de Movistar este domingo en Mendizorroza y animandos a sus dos equipos», comentaba su hijo en un emotivo vídeo lanzado a través de las redes sociales del club cadista.