Imagen del entrenador del Real Mallorca, Luis García Plaza, durante un partido en Son Moix. | Ultima Hora

0

Aunque la enfermería del Mallorca se sigue ampliando, su entrenador, Luis García Plaza, afronta las curvas que vienen con «optimismo y con ganas». «No se puede hacer otra cosa», reflexiona el técnico madrileño, que este miércoles irrumpirá en el Santiago Bernabéu para enfrentarse al Real Madrid con hasta seis bajas entre sus filas. Una circunstancia que puede abrirle de golpe las puertas del equipo a los canteranos Gayà y Marc Carmona.

Real Madrid - Real Mallorca: horario y dónde ver el partido

La peor ola de lesiones de la temporada ha sorprendido al Mallorca con la agenda hasta arriba. En una semana de tres encuentros, el conjunto balear afrontará el segundo de ellos con más problemas que el anterior, ya que a las bajas de Raíllo, Russo, Sedlar, Galarreta y Ángel se ha unido esta vez la de Pablo Maffeo, que no pudo completar el partido contra el Villarreal.

Noticias relacionadas

Para ponerse frente al Madrid, Luis García anuncia rotaciones. «Las haría igual aunque jugáramos contra otro equipo, ya me conocéis», anuncia el entrenador. «Habrá entre cuatro y seis cambios», especifica. «Y creo que en este punto de la temporada las rotaciones pueden ser hasta buenas», reflexiona. «Tienes a todo el mundo enchufado. Hay mucha igualdad en la plantilla y es importante que todos se sientan útiles», argumenta.

El Mallorca, que hasta ahora ha sido capaz de recopilar ocho puntos en cinco jornadas, regresará al Bernabéu con la idea de mantener su personalidad, aunque sí admite que este tipo de partidos «motivan» de manera especial. «En estos encuentros lo que menos te tiene que preocupar es el rival», afirma Luis García Plaza, que no quiere obsesionarse con el buen momento que vive la sociedad Benzema-Vinicius. «Tienes que ser tú y dar tu mejor versión. Quiero que mi equipo compita al cien por cien. Benzema lleva años muy bien y lo cierto es que Vinicius ahora tiene mucha confianza. Pero es el Madrid, y si no es uno de ellos puede salir cualquier otro. No hay que preocuparse tanto por ellos. Y este equipo, sin ir más lejos, cuando descendió le ganó», recuerda.