Luis García Plaza da indicaciones durante el partido ante el Villarreal. | Miquel Àngel Borrás

2

El entrenador del Real Mallorca, Luis García Plaza, ensalzó el trabajo de sus futbolistas tras el encuentro disputado ante el Villarreal destacando su capacidad de sacrificio. «Los futbolistas han hecho un esfuerzo brutal. El primer cuarto de hora no sabíamos cómo taparles, hemos cambiado tres veces de sistema con los mismos jugadores y a partir de ahí el partido se iguala. En la segunda parte pensaba como el día de Bilbao, creía que podíamos ganar. El Villarreal hace cuatro cambios y dices la que se nos viene encima porque los que salen son tan buenos como los que entran, pero mis futbolistas tienen mucho compromiso con el club con lo que hacemos al día a día. Estoy orgulloso de mis jugadores», manifestó el técnico madridista.

El entrenador explicó cómo fue maniobrando a medida que el partido requería de mover las piezas. «Unai a metido los dos puntas arriba para aprovechar la situación de los centrales y nos ha creado muchas dudas. Hemos empezado con un 4-4-2 luego con un 4-1-4-1 y hasta que no hemos puesto dos centrocampistas de posición no les hemos controlado. En la primera parte estuvimos romos con la pelota, pero fuimos creciendo hasta llegar a estar más sueltos. En esta categoría ganar es muy complicado, el Villarreal no ha ganado por ejemplo. Nosotros hemos perdido solo un partido, llevamos tres con la portería a cero y esto te hace sumar. Al final no tuvimos esa fortuna de acertar en las oportunidades que creamos», reflexionó el preparador madrileño.

García Plaza insistió en que su equipo «ha competido muy bien» y ensalzó el trabajo que llevaron a cabo futbolistas como Oliván, que ayer jugó de central, o Jaume Costa, que terminó el partido muy justo de fuerzas. «He leído por ahí quién podía jugar de central y no habéis acertado, jugáis a ver quién puede jugar si Maffeo u otro, pero no conocéis a la plantilla, aunque también he de decir que no las tenía todas conmigo, pero Oliván ha hecho un gran partido. En ocasiones el fútbol hay gente que tiene muchas cualidades, pero la concentración, el saber estar, el saber tus limitaciones te hace ir creciendo», declaró. Sobre el lateral, Luis García dijo: «Jaume Costa me ha vuelto loco, faltando 20 minutos me ha dicho que faltaba un cambio y me decía que se le subían los gemelos y he hecho los cambios al final. Ha estado muy bien, hasta que le han durado sus gemelos. Es un futbolista que sabe estar, que tiene experiencia y nos vendrá muy bien durante la temporada».

El técnico también tuvo palabras para la afición. «Son vitales para nosotros. Le doy un diez a los jugadores y también a la afición. Van a ser muy importantes de aquí al final porque el día que no podamos ganar hay que sumar», argumentó. A partir de ahora el foco de atención se centra en el partido ante el Real Madrid y encontrar soluciones a los problemas en defensa. «Más o menos de medio campo hacia adelante lo tengo claro, habrá rotaciones, pero tengo que dar una vuelta a la defensa porque es complicado. Son fuertes y esperemos que aguanten», manifestó el preparador del Mallorca.

Maffeo fue el último en lesionarse. «Ha sentido algo en el cuádriceps, pero no lo sé, algo tendrá, se perderá algunos partidos y esperemos recuperar algunos otros efectivos», dijo. Raíllo por el momento no llegará a Madrid y previsiblemente tampoco Raíllo y Sedlar.