Jaume Arqué Ballester.

3

Su nombre forma parte de la historia del Real Mallorca. Junto a Joan Forteza fue el único futbolista que pasó de Tercera a Primera División en aquel recordado primer ascenso en Vallejo, el feudo del Levante. Jaume Arqué Ballester ha fallecido en Palma a los 88 años de edad. Su corazón dejó de latir después de una vida intensa y con el Real Mallorca siempre en un lugar preferencial en su carrera.

Defensa central, Arqué nació en Viladrau (Girona), el 20 de octubre de 1933. A los 16 años fichó por el Tarrasa, que por entonces militaba en la Segunda División y una década después firmó por el Mallorca.

Tras ser campeón de Tercera de la mano del argentino Juan Carlos Lorenzo, logró el ascenso a Segunda tras eliminar al Sans y al Nàstic de Tarragona en el playoff de ascenso. Arqué era el líder de la zaga. En esa inolvidable campaña 59-60, que desembocó en ansiado ascenso a Primera División por primera vez en la historia, Arqué formó la mejor defensa de la categoría junto a Guillamón y Cobo.

El equipo logró la permanencia con 23 partidos y un gol de Arqué, que al año siguiente disputó prácticamente todos los partidos. En la 62-63, el Mallorca descendió. Siguió en Segunda, pero no se logró el ascenso y optó por irse al Sabadell, donde logró subir de nuevo a Primera. En el verano de 1966, con 33 años, decidió colgar las botas después de 129 partidos y 4 goles con el Mallorca. Años más tarde regresó y jugó con el Atlètic Baleares (al que entrenó años más tarde) en la temporada 66-67. Descanse en paz.