El canario Ángel Rodríguez, que acaba de consumir su contrato con el Getafe. | Efe

3

De profesión goleador, Ángel Rodríguez es ahora mismo uno de los caramelos del mercado y, a su vez, uno de los principales candidatos a reforzar la delantera del Mallorca en su regreso a Primera División. El ariete canario, que acaba contrato con el Getafe después de cuatro temporada vistiendo de azulón, llegaría libre a Son Moix y le daría un plus de calidad y experiencia a ese frente de ataque que tendrá a sus órdenes el técnico Luis García Plaza.

La búsqueda de un nueve de garantías es la gran prioridad del director de Fútbol del Mallorca, Pablo Ortells, que diseña estos días los planos del equipo que volverá a codearse con los grandes a partir de mediados de agosto. La importancia de contar con un delantero diferencial es máxima y al club balear se le amontonan las deudas en ese rincón del campo. Ángel Luis Rodríguez Díaz (San Cristóbal de La Laguna, 1987) encaja como un guante en el perfil rastreado. Suma casi doscientos partidos en Primera y cuarenta goles, la mayoría de ellos (36) en estas cuatro últimas campañas al servicio del Getafe. A sus 34 años —los cumplió el pasado mes de abril— todavía dispone de gasolina en el depósito y llegaría sin obligar a la SAD isleña a realizar una gran inversión a pesar del alto precio que tiene el gol. En cualquier caso, todos esos condicionantes también han atraído la mirada de otros muchos clubes de Primera, como el Alavés, el Granada o el Elche, e incluso de Segunda, como Tenerife y Las Palmas. Aunque en esa carrera el Mallorca parte con una ligera ventaja, según apuntan desde el entorno del jugador, será el propio Ángel el que elija su destino en los próximos días.

Ahora mismo, la portería y el frente de ataque son las zonas más descompensadas de una plantilla en obras. Hasta que se resuelva el futuro de Ante Budimir —Osasuna tiene hasta el 30 de junio para hacer efectiva su opción de compra por el croata— y se tome una decisión sobre Amath Ndiaye, los únicos nombres que habitan en la vanguardia del Mallorca son los de Abdón Prats, máximo del equipo en esta última campaña aunque con la cuenta a cero en Primera, y el de Álex Alegría, que regresa después de encadenar su segunda cesión en dos años. En este caso al Zaragoza, con el que ha anotado un tanto en quince encuentros.

No es la primera vez que el nombre de Ángel aparece ligado al del Mallorca cuando el bazar futbolístico hierve. Ya sonó en enero de 2015, con el equipo balear en Segunda y el canario viviendo una de las temporadas más duras de su carrera en el Eibar, donde la competencia de Dani Nieto, Lekic, Arruabarrena, Piovaccari o Del Moral no le dejaba sitio. En aquel momento Ángel prefirió seguir en Ipurua y su carrera se reactivó luego en Zaragoza.

Bacca o Enric Gallego, en el escaparate

El nombre de Ángel no es el único que hay ahora mismo en el expositor, donde figuran otros jugadores con un perfil muy similar al del delantero tinerfeño. Osasuna, por ejemplo, espera darle salida este verano a Enric Gallego, que tras una campaña gris y una vez concretado el fichaje de Kike García no dispone de espacio en el vestuario de los navarros. Un escalón por encima a todos los niveles se encuentra también el colombiano Carlos Bacca, que a sus 34 años está a un paso de rescindir el año de contrato que le queda en el Villarreal.

Experiencia. El canario Ángel Rodríguez, que acaba de consumir su contrato con el Getafe, ha marcado 46 tantos en cuatro temporadas con el conjunto azulón entre Liga, Copa del Rey y Europa League. Durante su ya extensa carrera también ha pasado por las filas de Tenerife, Real Madrid Castilla, Osasuna B, Elche, Levante, Eibar y Zaragoza. Se ha enfrentado al Mallorca en ocho ocasiones entre Primera y Segunda y le ha marcado dos tantos. El último, en septiembre de 2019.