Imagen de la celebración del gol de Cardona. | LALIGA

7

Ponferradina 2

MallorcaMallorca 2

Segunda A | Jornada 42 | 30/05/2021 21:00 | Final

El Real Mallorca se ha quedado con la miel en los labios y no ha podido celebrar el título de campeón de Segunda ya que, pese a perder el Espanyol en Alcorcón (1-0), el conjunto de García Plaza empató ante la Ponferradina (2-2) por lo que no alcanzó la puntuación suficiente para hacerse con el título. El once balear, que tenía el ascenso ya sellado, finaliza el curso en segunda posición.

La primera parte arrancó con intensidad por parte de ambos equipo, aunque era el Mallorca quien pisaba más el área rival. Un aviso de Cardona, que no sabe finalizar una gran asistencia de Fran Gámez y un cabezazo de Raíllo hacían justicia al trabajo del Mallorca. Pero faltaba perforar la meta de Gazaniga.

Sin embargo, quien se avanzó en el marcador fue la Ponferradina. Lo hizo de penalti a los 41 minutos. Raíllo entró con todo ante Romera para evitar su disparo a puerta y el colegiado señaló pena máxima. Ni el VAR ni el colegiado quisieron ver una falta previa sobre Febas que debería haber anulado la acción posterior dentro del área. No fue así. Lanzó Sielva y marcó (1-0).

A partir de ahí el partido entró en diez minutos de auténtica locura. El Mallorca se lanzó valiente a por el empate y a los 46 minutos Galarreta asistió a Cardona para que este batiera al guardameta local. El atacante se colocó el esférico y no perdonó (2-2). Pero ahí no acabaron las noticias. Entre el 49 y el 50 se produjeron dos penaltis claros sobre Febas, de los que se desentendió el videoarbitraje y el propio colegiado y además Mboula falló un gol cantado en la misma línea. Todo ocurrió en un par de fogonazos que desembocaron en el descanso.

Noticias relacionadas

Tras el descanso el equipo balear mantuvo la actitud y no paró de inclinar el campo a su favor. Tres avisos serios de Mboula, Amath y Dani hacien presagiar el tanto mallorquinista, que llegó a los 74 minutos. García Plaza había movido el banquillo dando entrada a Cufré, Dani, Amath y al delantero de Artà y con Prats sobre el campo todo puede suceder. Y sucedió. El mallorquín lanzó un tiro raso y bien ajustado al poste para batir a Gazzaniga y situar al Mallorca líder aprovechando el empate del Espanyol en Alcorcón. Sin embargo, el partido entró en ese estado eléctrico donde todo era posible y Curro Sánchez, a los 86 minutos, anotó el empate a dos y devolvió a los rojillos a la segunda posición. Ya no se movió más el marcador. El título es para el Espanyol.