Imagen de Luis García Plaza, pensativo, en un encuentro de esta temporada en Son Moix. | M. ÀNGEL BORRÁS

1

El Real Mallorca acude este sábado a Málaga con el objetivo de ganar los tres puntos que le sigan acercando todavía más al objetivo del ascenso. El equipo balear jugará contra un Málaga situado en esa zona donde agarrar la cabeza le queda lejos y tampoco tiene especiales motivos para sufrir porque el sótano de la clasificación está un par de pisos por debajo.

Con 49 puntos, está a nueve de la promoción y a nueve del descenso, por lo tanto, puede más o menos vivir tranquilo sin sobresaltos y mirando ya de reojo al próximo curso. Siempre queda la posibilidad de atrapar un triunfo y mantener mínimamente la llama encendida de acercase al vagón de cabeza, pero a estas alturas de temporada nadie falla tanto y para que esto se pudiera dar los de La Rosaleda tendrían que ganarlo prácticamente todo y perder un número excesivamente elevado de equipos. No suele darse esto en el fútbol a estas alturas de temporada.

Concretar objetivos

Sin negar que existirá cierta motivación por su parte, de los dos equipos que saltarán al campo el que realmente necesita del triunfo para concretar objetivos es el Mallorca. Pero a día de hoy Luis García Plaza tiene más de un problema a la hora de saber qué equipo puede saltar al campo de La Rosaleda. Además de la baja de Dani Rodríguez por sanción, los daños colaterales del último choque liguero ante el Mirandés todavía se dejan notar y dos de los futbolistas más importantes del equipo, el delantero Abdón Prats y el defensa Antonio Raíllo son duda seria.

El delantero se torció el tobillo antes de la primera parte, y si bien aguantó todo el partido, lo cierto es que es una lesión a considerar y forzar más de la cuenta podría ser perjudicial para él. También sufrió un golpe en la rodilla Antonio Raíllo, que se vio obligado a dejar el campo y ser sustituido por Russo. Hay que seguir esperando estas horas para conocer su evolución. En todo caso son dos jugadores capitales para Luis García y que conviene tener al cien por cien en esta recta final del torneo. Otros dos jugadores con problemas son Baba y Galarreta. Ambos no llegaron al partido del pasado fin de semana y toca seguir esperando.

LeBron James, en el Málaga

La estrella estadounidense de baloncesto LeBron James se ha convertido en nuevo accionista del Málaga, próximo rival del Real Mallorca este sábado (21 horas) en La Rosaleda. RedBird Capital Partners, empresa estadounidense que pertenece, en una parte, al jugador de Los Angeles Lakers, Lebron James, se ha hecho en propiedad con un pequeño porcentaje de las acciones de la SAD andaluza, según recogían en la jornada de ayer varios medios. El mencionado grupo inversor RedBird Capital, a través de su filial, ha adquirido un paquete de 600 acciones del Málaga Club de Fútbol. RedBird Capital, es propietario del Toulouse francés y durante los últimos tiempos también ha trabajado con la cúpula del Liverpool. La vinculación de LeBron James con la citada empresa ha supuesto un enorme gancho a nivel mediático.