7

27 futbolistas y una meta: el ascenso a Primera División. Luis García Plaza ya tiene a sus órdenes al grupo con el que buscará un salto de categoría para el que lleva meses preparándose. Ahora, con todas las puertas del vestuario cerradas hasta que se apague la liga y sin amenazas ni otros movimientos a la vista, el técnico dispone ya de todo lo necesario para centrarse en la carretera que lleva hacia lo más alto y seguir abriendo camino.

Una vez superado ese túnel de lavado que supone año tras año el mercado de invierno, el conjunto bermellón es más ancho, más largo y más alto de lo que era hace unos días, cuando solo se había desprendido de Álex Alegría y tenía dentro del vestuario tres efectivos menos de los que tiene ahora. Las llegadas de Álvaro Giménez (Cádiz), Víctor Mollejo (Getafe/At.Madrid) y Koke Vegas (Levante), todos en el último momento y a préstamo, han elevado el potencial del grupo en los dos extremos de la pizarra cuando quedan 19 partidos por delante para cerrar el círculo.

PORTERÍA: triple protección

Es la última zona del campo a la que la dirección deportiva le puso el cartel de ‘completo’. Con Reina como titular indiscutible, las pretensiones de Miquel Parera —a principios de año anunciaba su deseo de irse del club—, mantuvo abierta la plaza hasta el último momento. La opción que más gustaba era la de Dominik Greif, que encajaba como un guante en los planes del Mallorca. Las exigencias iniciales del Slovan de Bratislava lo fueron dejando todo para el final y la operación se quedó en el aire cuando solo faltaban la firma y el último apretón de manos. Rota esa opción y agotadas las salidas del mercado para Parera, el club prefería disponer de otro guardameta más para apuntalar el marco y optó por Koke Vegas. Es probable que si Reina no sufre ningún contratiempo en lo que resta de curso regrese en junio a Orriols sin debutar. Sin embargo, la entidad disponía de una ficha y prefirió apurar esa vía para tenerlo todo atado.

DEFENSA: equilibrio sin cambios

La defensa, que no ha sufrido ningún cambio en todo el mes de enero, está perfectamente cuadrada. LGP cuenta con dos hombres por puesto, aunque ni así va a evitar tener que improvisar en Albacete, donde no podrá contar ni con Sastre ni con Gámez en el lateral diestro. Ni siquiera con Sedlar, que es la tercera llave para esa puerta. Aún así es una línea del campo muy compensada.

CENTRO DEL CAMPO: una sala de máquinas ajustada

Galarreta y Salva Sevilla siguen sentados en el centro de mando, con Baba y Aleix Febas a su espalda. Es una de las franjas más regulares del tapete y cuando funciona el equipo siempre responde. Al Mallorca no le ha hecho falta tocar nada.

ATAQUE: la mayor concentración

Donde más tiene para escoger Luis García es del círculo central hacia adelante. Con la llegada de Álvaro Giménez se asegura a otro especialista para competir con Abdón, su faroo, y Marc Cardona, que ofrece otro perfil más móvil. Mollejo puede ocupar cualquiera de los costados de la segunda línea, donde solo Amath parece indiscutible. Y le permite además liberar a Antonio Sánchez de tener que jugar pegado a la banda y asegurarse así un recambio de garantías para Dani Rodríguez en la mediapunta. A la hora de hacer cambios aparecen Lago Junior y Jordi Mboula y tras ellos, dos futbolistas que parecen llamados a tener un papel más residual según la que ha sido su aportación hasta el momento: Trajkovski y Murilo. El técnico tiene una última bala extra: Luka Romero.

Mollejo llega cedido sin opción de compra

El Mallorca no tiene opciones de compra por ninguno de los tres refuerzos que ha concretado en forma de cesión en este mes de enero. La posibilidad más interesante, por futuro y calidad, es la de Víctor Mollejo (20 años), pero su club de origen, el Atlético de Madrid, confía mucho en su talento y no quiere desprenderse de él a corto plazo. El manchego ya participó ayer en su primera sesión de trabajo con el grupo en Son Moix y junto a Álvaro, estará disponible para el técnico en Albacete. El portero Koke Vegas, por su parte, tiene previsto llegar hoy a Palma.

Víctor Mollejo, en su primer entrenamiento con el grupo. Foto: RCDM