Bergantiños sale del terreno de juego tras su encontronazo con Marc Pedraza. | Alexandre Varela

10

La imagen del capitán del Deportivo, Álex Bergantiños, tendido sobre el terreno de juego de Riazor tras un encontronazo con el centrocampista del Real Mallorca Marc Pedraza fue la imagen más impactante de la ida de la final del playoff de ascenso a Primera División, disputada este jueves entre ambos conjuntos encima del césped coruñés.

A Pedraza, expulsado del encuentro, se le vio muy afectado en la banda, abrazado al técnico mallorquín del Deportivo, Pep Lluís Martí. Este viernes por la mañana, antes de regresar a Mallorca, el jugador catalán ha acudido al hospital a visitar a Bergantiños junto con el entrenador Vicente Moreno, el capitán Xisco Campos y los directivos Maheta Molango y Javi Recio.

Al filo del mediodía Bergantiños ha sido dado de alta del centro hospitalario.

Álex Bergantiños

Según informa La Voz de Galicia el deportivista fue intervenido esa misma noche y lleva ni más ni menos que 70 puntos de sutura en la boca. Según el medio regional gallego lo primero que preguntó fue si podría jugar el partido de vuelta del próximo domingo en Son Moix, y pese a que los servicios médicos del Deportivo parecen haberlo descartado sí viajará con sus compañeros hasta Mallorca para presenciar in situ el que a buen seguro, para bien o para mal, será un partido histórico.

La fortuita y desgraciada acción entre Pedraza y Bergantiños se convirtió en uno de los temas más recurrentes en las redes sociales durante el partido y después del mismo. Algunos jugadores y el Real Mallorca fueron algunas voces que se refirieron al mismo de esta forma:

Noticias relacionadas