Un instante del partido disputado este domingo entre el Mallorca y el Almería en Son Moix.

33

Un golazo de falta de Salva Sevilla le permitió al Real Mallorca resarcirse de la derrota sufrida la jornada anterior en Tarragona y encadenar su sexta victoria consecutiva en Son Moix. El triunfo, sufrido pero merecido por las ocasiones generadas, consolida al equipo bermellón en la cuarta plaza. El Almería, que apuraba sus opciones de playoff, apenas creó peligro y se vio mermado por la expulsión de su lateral Montoro en el arranque del segundo acto. La victoria mallorquinista pudo ser más cómoda si Budimir y Aridai Cabrera hubieran convertido alguna de sus clarísimas oportunidades de gol. (1-0).

En el primer acto, los dos equipos abrieron el candado de la matinal con ganas, las ideas claras e imprimiendo un ritmo alta en sus acciones. Vicente Moreno recuperó a Pervis Estupiñán para la causa, después de un mes y medio ausente por lesión, y el grupo balear intentó asustar a su rival en los primeros minutos del duelo.

El Almería lo fió todo al fútbol vertical de Luis Rioja. El extremo sevillano superó a Joan Sastre en todas las acciones y en una de ellas, a los siete minutos, el ‘porrerenc’ le derribó dentro del área. El colegiado López Toca no señaló penalti, aunque parecía, y amonestó al exjugador del Marbella por sus protestas. El Mallorca despertó de ese susto y creó dos oportunidades de oro de forma consecutiva apenas tres minutos después. En ambas ocasiones, el protagonista fue Ante Budimir. En la primera, no llegó a conectar con un balón suelto dentro del área y en la segunda, tras controlar con el pecho casi en área pequeña, remató con la izquierda y René Román se encontró con el balón.

>

Después de ese trepidante primer cuarto de hora, el partido entró en una fase de imprecisiones y errores que favorecieron al Almería. A pesar del atasco, Aridai dispuso de una clara oportunidad, pero se durmió a la hora de encarar a René. El conjunto andaluz lo intentaba siempre desde la izquierda con un Luis Rioja imperial. Pero los centros del extremo se encontraban con dos murallas como Raíllo o Valjent.

En la última acción del primer acto, Aridai recogió un rechace para conectar un disparo que se estrelló en el poste izquierdo de la meta defendida por Rene Román.

En la segunda mitad, la inercia del encuentro no se alteró y el Mallorca siguió mandando en el campo, aunque malgastando claras ocasiones. En el minuto 71, Estupiñán dejo solo a Aridai con un pase de oro que el canario volvió a arrojar a la basura. No remató de primera y se fue escorando para acabar rematando al lateral de la red ante la desesperación de la hinchada.

Noticias relacionadas

Instantes después, en el minuto 54, Montoro derribó a Lago y el colegiado le mostró la segunda amarilla de la matinal. El Almería se quedaba en inferioridad y Vicente Moreno reaccionó con un cambio ofensivo. Retiró a Marc Pedraza, que tenía tarjeta, para meter en la arena a otro ‘9’ como Abdón Prats.

El conjunto balear no levantaba el pie del acelerador y en una falta directa llegó el gol. Salva Sevilla, almeriense, colocó con mimo el esférico para batir a René con un lanzamiento extraordinario. El gol premiaba la insistencia y las ganas de ganar de un Mallorca que consolida sus plazas de playoff.

Real Mallorca: Reina, Sastre, Valjent, Raíllo, Estupiñán, Pedraza (Abdón, min. 59), Dani Rodríguez, Salva Sevilla, Aridai (Leo Suárez, min. 66), Lago y Budimir (Baba, min. 77).

Almería: René Román, Montoro, Saveljich, Juan Ibiza, Andoni López (Caballero, min. 80); Eteki (Aguza, min. 75), De la Hoz; Corpas, Rioja, Juan Carlos (Narváez, min. 70) y Álvaro Giménez.

Gol: 1-0, Salva Sevilla, min. 74.

Arbitro: López Toca. Expulsó por doble amonestación a Montoro (min. 54) y roja directa a Aguza (min. 92). Tarjetas amarillas a Pedraza, Raíllo, Rioja, Saveljich, Montoro.

Incidencias: Buena entrada en el estadio de Son Moix. 9.645 espectadores.