En la imagen, el defensa del RCD Mallorca, Joan Oriol. | Redacción Digital

14

El defensa del Mallorca Joan Oriol ha subrayado este miércoles que el equipo, en zona de descenso y a 8 puntos de la salvación, «no bajará los brazos», y ha asegurado que ganar al Sevilla Atlético en la próxima jornada sería «un plus de confianza brutal».

«Tenemos que ganar los siete partidos que quedan y, aunque está difícil, ni nosotros ni yo mismo vamos a bajar los brazos», ha señalado Oriol en rueda de prensa.

El empate (1-1) la pasada jornada ante el Córdoba en el Iberostar Estadi ha pasado factura a los jugadores, que han interpretado ese resultado como una gran ocasión perdida para evitar el descenso.

Según el defensa catalán, sus «opciones son las de llegar al final de la temporada con opciones», por lo tanto, «no queda otra que seguir luchando». «Mientras quedan puntos por disputar no vamos a arrojar la toalla», ha indicado.

«Si no lo conseguimos, aunque yo creo que sí se puede, hay que terminar con la cabeza alta y tirar de dignidad. Esto es fútbol y ahora necesitamos líderes y carácter en el campo, ya que es ahora o nunca», ha explicado Oriol.

«Todavía no estamos muertos, hay que transmitir dignidad; quedan siete finales y si todos damos lo que tenemos que dar se puede conseguir. ¿Qué podíamos haberlo hecho mejor? Claro, pero yo entreno todos los días con estos futbolistas, veo como se parten la cara, y no puedo decir que no lo han dado todo», añadió.