Maheta Molango durante la rueda de prensa en la que ha anunciado la destitución de Pepe Gálvez y de Alfonso Pérez. | Joan Torres

28

Pepe Gálvez ya no es entrenador del Real Mallorca. El técnico calvianer ha sido destituido después de la mala racha de resultados en Liga, aunque continuará vinculado con el club. Junto a él, también abandonará el banquillo el que ha sido su mano derecha, Alfonso Pérez, a quien también se le buscará acomodo dentro del organigrama del club. Además, tal y como se venía vaticinando durante los últimos días, esta misma tarde se ha cerrado la incorporación del nuevo técnico, Fernando Vázquez, que será presentado este martes a las 9.30 horas en Son Moix.

El ya exentrenador del Real Mallorca no pudo prácticamente ni despedirse. La emoción embargó al técnico que, entre lágrimas, intentó agradecer tanto al club, jugadores como afición el apoyo que ha tenido durante su etapa al frente del conjunto bermellón.

A pesar del buen feeling entre la directiva del club y el cuerpo técnico que ha descrito Molango, los resultados de la etapa de Gálvez al frente del Mallorca no han sido suficientes para mantenerlo en un banquillo que en los dos últimos años ya ha quemado 7 entrenadores. El técnico de Calvià se marcha con un bagaje de una victoria, dos empates y tres derrotas, la última esta pasado fin de semana en Son Moix ante el Valladolid por 0-1.

«Alfonso y Pepe son dos personas fantásticas, ha existido una buena conexión y sintonía, pero la realidad es que hay que distinguir la parte personal de la profesional y aquí lo realmente importante es el Real Mallorca y tomar decisiones por el bien del club», ha explicado el directivo.

Noticias relacionadas

Para Molango, Gálvez representa el tipo de profesional que la nueva propiedad quiere para el Mallorca, pero reconoce que en la situación actual del club se necesita alguien con más experiencia y conocimientos de la segunda división.

El consejero delegado del Mallorca ha explicado que han analizado lo que necesita el equipo desde el banquillo para evitar el descenso y empezar a crecer. «Primero un entrenador con un conocimiento profundo de la división y experiencia; capacidad de trabajar con jóvenes, tenemos jugadores de primer nivel que necesitan trabajo y finalmente una persona que conozca ya el entorno, que esté preparado desde el primer día. No hay tiempo para verlas venir. Tiene que ser alguien que haya pasado por este tipo de turbulencias».

Para Molango, el principal problema del Mallorca es que se ha mostrado como un equipo frágil, y con el nuevo entrenado buscan un perfil al que los jugadores puedan recurrir en los momentos complicados y que no duden de sus decisiones.

Respecto a los refuerzos para el para el equipo, Molango ha defendido la incorporación de Adrián Colunga, afirmando que «tiene el gol» que necesita el Mallorca y ha reconocido la dificultad que tienen para traer jugadores ambiciosos a un equipo que está «cuarto por la cola» en Segunda División. A pesar de esto, el directivo ha insistido en que se está trabajando para proporcionarle al nuevo entrenador, que será un viejo conocido de la afición como Fernando Vázquez, los mimbres necesarios para sacar al equipo del atolladero.