El jugador francés del Real Mallorca Michael Pereira ante un jugador del Recreativo de Huelva. | ARCHIVO

El extremo francés del Mallorca Michael Pereira ha admitido este martes que para la afición es «duro» saber que el equipo no tendrá «ningún protagonismo» en la lucha por el ascenso, aunque ha subrayado que en estos momentos «todos» deben estar unidos.

El Mallorca, décimo sexto con 38 puntos, se encuentra a seis de la zona roja de la tabla y ha perdido tres de los últimos cuatro partidos.

En la pasada jornada, el técnico Miquel Soler declaró que no tendría «ningún problema» en dejar el cargo tras la derrota (2-3) en Son Moix ante el Racing de Santander.

«Entiendo a la afición tan grande como la del Mallorca; para ellos no ascender es de mediocres, pero todos, técnico, club, jugadores, debemos estar unidos porque vamos en el mismo barco», ha señalado el futbolista galo.

Según Pereira, el equipo necesita «cambiar el chip» y buscar los puntos con otra mentalidad en el tramo final del campeonato.

«La gente de afuera duda más de nosotros que nosotros mismos. Nuestro objetivo es acabar la Liga de la mejor manera posible», ha subrayado el jugador mallorquinista.