Utz Claassen, el pasado domingo, en el palco presidencial del estadio de Montilivi en su estreno como propietario del Real Mallorca.

3

Llegan los primeros cambios de la era Claassen.

El propietario del Real Mallorca ha convocado al consejo de administración para cerrar la etapa de Serra Ferrer en el club balear.

Durante la reunión del órgano de gobierno, que se iniciará a las 14.00 horas en el estadio de Son Moix, está prevista la dimisión de Tolo Martorell y Eduardo Valdivia, los consejeros que representaban al pobler en los últimos meses y que pondrán este martes el punto y final a su vinculación con la entidad.

Noticias relacionadas

Asimismo, el consejo debe cubrir la vacante con dos sustitutos por cooptación, ya que oficialmente los nuevos consejeros serán nombrados el próximo día 26 en la Junta General Ordinaria y Extraordinaria de accionistas.

El empresario alemán ya desveló este lunes en la entrevista concedida a Ultima Hora que en sus planes no entraba confeccionar un consejo totalmente alemán, sino que su intención pasaba por mallorquinizar al órgano de gobierno. De hecho, es probable que los dos consejeros que nombre este martes sean isleños.

Otra de las incógnitas de la reunión de esta tarde apuntará a Gabriel Cerdà. Claassen tiene previsto reducir el número de consejeros, que pasará de ocho a seis y el expresidente no tiene cabida. El alemán espera que el pollençí presente su dimisión como miembro del consejo de administración del club porque, de lo contrario, va verse en la obligación de tener que destituirle de su condición de consejero.