Valeri Karpin, entrenador del Real Mallorca.. | Jaume Morey

9

El entrenador del Real Mallorca, Valeri Karpin, ha confesado que la victoria (2-0) ante el Alavés en la octava jornada de la Liga Adelante en el estadio Son Moix le salvó del despido que había acordado el consejo de administración del club balear.

Karpin ha explicado que el director deportivo, Miguel Ángel Nadal, dialogó con él en los vestuarios de las instalaciones deportivas de Son Bibiloni, sede de los entrenamientos de los mallorquinistas, para comunicarle la decisión del consejo.

«La verdad es ésta: Nadal me dijo que el consejo había decidido destituirme, y sólo me salvó el resultado del Alavés, nada más», ha señalado el técnico ruso, que ha seguido al frente del equipo en las cinco victorias consecutivas que se han producido desde entonces.

Karpin ha lamentado que en este tema «no se diga la verdad», en alusión a las actas del consejo publicadas por varios medios de comunicación, en las que queda reflejado que el presidente del Mallorca, Biel Cerdá, y el consejero Utz Claasen, habían decidido despedirlo.

«No entiendo por qué no se puede saber la verdad. Todo el mundo sabe que el consejo decidió destituirme y punto. Es comprensible echar al técnico que no ha ganado un partido en siete jornadas», ha indicado.

Karpin también considera «normal» que todo el mundo «quiera apuntarse ahora» al carro de las cinco victorias seguidas que lleva el Mallorca, y ha insistido en que los hechos «están ahí».

El Mallorca ha escalado catorce posiciones en un mes tras ganar al Alavés, Sabadell, Llagostera, Lugo y Racing de Santander. El sábado busca su sexta victoria consecutiva en Son Moix ante el Alcorcón.