La cláusula de rescisión de Marco Asensio es de 4 millones de euros ahora, pero la cantidad se dobla en el momento en el que firme contrato profesional, una circunstancia que todavía no se ha producido.

20

Las alarmas se han encendido en torno al futuro de Marco Asensio, la gran joya de la corona mallorquinista. Según desveló ayer Rac1, el Barça tiene el nombre del centrocampista isleño en su agenda y parece que en las próximas horas podría mover pieza. El interés del club azulgrana por Marco no es nuevo, aunque en los últimos días podría haber acelerado una marcha. De hecho, según ha podido saber este periódico, la entidad blaugrana estaría dispuesta a pagar los 4 millones de cláusula de rescisión, una cifra que se dobla en cuanto el jugador firme un contrato profesional, que todavía está negociando.

Su destino sería, en principio, el filial que dirige Eusebio Sacristán y que también milita en Segunda A. Pero no es el Barça el único club que ha tocado a la puerta del Mallorca. De hecho, el West Ham inglés, que el pasado verano ofreció 2’5 millones de euros por Marco -oferta rechazada por Miquel Angel Nadal-, no ha arrojado la toalla.

Consciente del potencial del futbolista, el club balear quiere mover pieza lo más rápidamente posible para evitar su marcha. Miquel Angel Nadal fue el primero en iniciar contactos con su representante para ofrecerle una renovación de su contrato y una notable mejora salarial. Marco todavía tiene dorsal de filial -el 27- y un sueldo de juvenil -es el peor pagado de la plantilla-, dos circunstancias que el Mallorca quiere arreglar en los próximos días. De hecho, está previsto que el agente del futbolista se desplace a la isla -se encontraba inmerso en otra operación- para valorar la propuesta presentada por la dirección deportiva y las posibles ofertas que hayan llegado a la entidad.

Tampoco son partidarios de su marcha ni ni Valeri Karpin ni Dudú Aouate. Sobre todo porque consideran no sólo que su presencia es fundamental para aspirar a lograr el objetivo, sino porque creen que a su edad (18 años) lo más conveniente es seguir al menos una temporada más en el Mallorca para seguir rodándose en el fútbol profesional. «Tiene 18 años, es un jugador diferente pero creo que tanto para el club como para él lo mejor sería que se quedara con nosotros», señaló el entrenador ruso la semana pasada en una entrevista concedida a este periódico.

Al margen del interés del Barça, el West Ham United sigue muy de cerca las evoluciones. Este periódico ya publicó a comienzos de verano los detalles de la propuesta del equipo inglés, que llegó a ofrecer 750.000 euros fijos llegando a una cifra final de 2’5 millones a través de variables, es decir, dependiendo del rendimiento del jugador, de los partidos en los que participe y de los objetivos colectivos que el equipo alcance.

Ofertas

La oferta fue rechazada de inmediato por Miquel Àngel Nadal, el nuevo director deportivo del Mallorca, que cuenta con el canterano con vistas a la próxima temporada. Nadal es consciente de que el joven futbolista es un valor en alza, que tendrá un protagonismo enorme la próxima campaña y que además es un factor motivacional especial para la afición, que se siente muy identificada con Marco.

Estas premisas, unidas también a la clara progresión del jugador, hacen que por Marco Asensio el Mallorca pueda conseguir mucho más dinero del que en estos momentos ofrece el conjunto del West Ham. De hecho, la SAD balear está trabajando contrarreloj para cerrar la ampliación de contrato de su joya lo antes posible. Eso sí, parece que el Barça se va a lanzar a por el mallorquín y, si abona su cláusula, el club poco podrá hacer.

La delicada situación económica de la entidad también tiene su importancia. La única manera de suavizar esta situación es vender jugadores y el único futbolista que en estos momentos resulta atractivo al mercado nacional. Veremos, pero se antoja una semana marcada por el culebrón Marco...