Álex Moreno y Dani García, durante un partido. | Javi Colmenero

9

Las Palmas 2 - 2 Mallorca

UD Las Palmas: Barbosa; Ángel López, Deivid, Aythami Artiles, Dani Castellano; Vicente Gómez (Asdrúbal, min. 87), Apoño (Javi Castellano, min. 87); Nauzet Alemán, Valerón, Masoud; y Aranda (Chrisantus, min. 65).

RCD Mallorca: Miño; Miguel García (Víctor Casadesús, min. 46), Nunes, Bigas, Kevin; Thomas, Álex Vallejo (Riverola, min. 59); Nsue, Alfaro, Álex Moreno; y Geijo (Hemed, min. 82).

Goles: 1-0, min. 22: Masoud. 2-0, min. 50: Aythami Artiles. 2-1, min. 51: Alfaro. 2-2, min. 69: Álex Moreno.

Árbitro: Daniel Ocón Arráiz (Comité Riojano). Mostró tarjeta amarilla a los jugadores locales Aythami Artiles y Nauzet Alemán, así como al visitante Miguel García.

El Mallorca tiró de fe, casta y eficacia para atrapar un punto en Las Palmas que no le permite escalar hasta la zona de playoff de ascenso, pero que le inyecta una dosis extra de optimismo por la capacidad de reacción mostrada con el marcador cuesta arriba en un escenario y ante un rival de órdago. El grupo balear, lejos de arrojar la toalla, supo sobreponerse y equilibrar el 2-0 en dos chispazos del enrachado Alfaro y Alex Moreno. El equipo isleño obtuvo el premio a su ambición -José Luis Oltra supo mover sus piezas- y aprovechó el bajón físico de Valerón para atrapar un empate valioso, que multiplicará su valor si es capaz de ganar los dos próximos partidos en Son Moix (2-2).

Para taponar la hemorragia abierta en el lateral derecho por la ausencia de Ximo, Oltra eligió a Miguel García y el portugués volvió a firmar una función lamentable. Lento en sus movimientos y falto de forma, Masoud destapó todas sus carencias en un primer acto de color local. El luso no llegó más allá del descanso y fue sustituido.

La primera ocasión de la cita llevó la firma rojilla. A los cinco minutos, Alex Moreno sacó a paseo su zurda para probar los reflejos de Barbosa. El grupo de Oltra vivió cómodo durante el primer cuarto de hora... hasta que Juan Carlos Valerón se desperezó. A sus 38 años, el mago de Arguineguín sigue jugando a otra cosa. Mientras Thomas y Alex Vallejo miraban, él se dedicaba a repartir las cartas. En corto y en largo, activó a Las Palmas.

En una jugada que controlaba el Mallorca, nació el primer gol canario. Valerón, cómo no, se encontró con un balón suelto en su propio terreno de juego y frotó la lámpara. Vio el desmarque de Aranda y la pifia de García hizo el resto. El portugués se tragó el centro y Masoud rentabilizó el regalo con un remate de lujo, ante la pasividad del lateral, que murió en la escuadra.

El gol bajó la persiana del Mallorca, que vivió noqueado durante los minutos siguientes. Las Palmas, con Valerón en plan artista, monopolizó el balón aunque tampoco creó demasiadas ocasiones claras.

Oltra dejó a Miguel García en la caseta para meter a Víctor, un cambio que retrasó a Nsue. El Mallorca optó por apretar más arriba. Por morder y no dejar libre a Valerón.

Sin embargo, Las Palmas golpeó de nuevo. Fue en otra pérdida, en una pared entre Aythami y Aranda que el central definió en carrera ante la salida de Miño.

Afortunadamente, en la siguiente jugada, el Mallorca logró asomarse de nuevo al choque. Thomas se subió en la moto, penetró en el área y cedió atrás. Por ahí apareció Alfaro para soltar un latigazo raso y confirmar su idilio con el gol: suma cinco tantos en los cinco últimos partidos. Sin hacer demasiado, todavía estaba vivo ante un rival cada vez más tembloroso. Oltra retiró a Vallejo por Riverola, después a Geijo por Hemed, y el equipo recuperó la posesión. En otra jugada aislada llegó el empate. Nsue llegó hasta la línea de fondo y metió una rosca que Alfaro peinó en el primer palo y Alex Moreno remachó en el segundo para redondear su gran partido y rubricar un empate de mérito.

El Mallorca pudo ganar el partido, pero también perderlo si Miño no despeja un disparo de Asdrúbal o el árbitro pita penalti tras una caída de Nauzet ante Kevin en el descuento.