El centrocampista del Getafe Xavi Torres (i) y el delantero israelí del Mallorca Tomer Hemed (d), durante el partido de la sexta jornada de Liga de Primera División disputado esta noche en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe. | Efe - Alberto Martí

19

La conexión Abdel Barrada-Diego Castro sacó del descenso al Getafe, que ganó 1-0 al Mallorca y acabó con la condición de invicto del conjunto bermellón, muy diezmado durante casi todo el choque por la expulsión de Ximo por roja directa en el minuto diez.

Parece que en Getafe Abdel y Diego Castro quieren protagonizar y acaparar todos los éxitos. Si la pasada jornada ambos fabricaron el único tanto madrileño en Vigo, ahora repitieron la jugada pero al revés. En esta ocasión, marcó el gallego y asistió el marroquí.

Ellos desatascaron un duelo en el que ambos equipos llegaban con diferentes sensaciones. Los hombres de Joaquín Caparrós están siendo una de las revelaciones de la Liga BBVA y el Coliseum Alfonso Pérez se presentaba como un escenario donde ratificar su condición de equipo invicto.

Todo lo contrario que el conjunto madrileño, que tras pasar por una serie de partidos complicados (Sevilla, Real Madrid y Barcelona), perdió en Vigo en el que tenía que ser el duelo que hiciera despegar a los "azulones". En puestos de descenso, necesitaba una victoria con urgencia.

Y no empezaron bien las cosas para el Getafe, que saltó al terreno de juego adormecido, siguiendo la tendencia de la primera parte contra el Celta que el mismo Luis García calificó de terrible. En cinco minutos, el Mallorca creó una triple ocasión que entre el portero Miguel Ángel Moyá y el poste se encargaron de anular la intentona de Pereira.

Fue el preludio de la acción que cambió el duelo. Justo después, el Getafe pudo respirar gracias a una entrada aparatosa de Ximo sobre Diego Castro que fue merecedora de tarjeta roja. Con diez, el Mallorca perdió el dominio del juego y casi cualquier oportunidad de seguir sumando puntos.

Pese a todo, consiguió aguantar con dignidad la primera parte. Caparrós sacó a Nunes al campo y el Mallorca consiguió anular cualquier intentona del Getafe por marcharse a los vestuarios por delante en el marcador. De hecho, en los primeros 45 minutos no dispararon entre los tres palos.

Ese tedio y esa falta de ideas locales cambiaron en la reanudación. El Getafe era otro equipo. No quedaba más remedio. Con un jugador más y sin haber disparado todavía a portería, era necesario un cambio urgente.

Noticias relacionadas

Llegó gracias a la conexión Abdel Barrada-Diego Castro, que forman una sociedad bastante rentable. Mención especial para el norteafricano que dio su tercera asistencia del curso y es de los pocos de su equipo que ha comenzado la temporada "enchufado".

Ese tanto sirvió al Getafe para coger el pulso al partido y para intentar, sin demasiado éxito, buscar más ocasiones para ampliar el marcador. A excepción de una clarísima de Paco Alcácer, que después de regatear a Aouate, falló en la resolución cuando la portería estaba vacía. Desde que se fue Roberto Soldado, la escuadra madrileña no acaba de encontrar a un gran goleador.

Apenas hubo más acercamientos e incluso el Mallorca, con un cabezazo de Conceiçao y una ocasión clamorosa de Javier Arizmendi en el descuento pudieron lograr un empate que, con un jugador más, probablemente habría conseguido. Al final, el Getafe ganó casi por inercia, pero con la inspiración de Abdel y Diego Castro.

Ficha técnica:

1.- Getafe: Moyá; Valera, Rafa, David Abraham, Miguel Torres; Lacen (Pedro León, min. 37), Xavi Torres; Lafita (Gavilán, min.83), Abdel Barrada, Diego Castro; Álvaro.

0.- Mallorca: Aouate; Ximo, Geromel, Conceicao, Antonio López; Nsue, Pina, Joao, Pereira (Nunes, min. 18); Casadesus y Tomer (Arizmendi, min. 52).

Goles: 1-0, min 49: Diego Castro.

Árbitro: Parada Romero (Comité Andaluz). Expulsó con roja directa al jugador del Mallorca Ximo (min.10) y mostró cartulina amarilla a su compañeros Joao (min.6) y Víctor Casadesús (min. 11). Además, amonestó a Pedro León (min. 75) por parte del Getafe.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe ante cerca de 10.000 espectadores.