Imagen de una de las últimas paellas que ha degustado la afición del Mallorca en Son Moix. | JOAN LLADO

5

El Mallorca podrá ganar, empatar o perder hoy ante el Sevilla, pero el partido será más llevadero si antes uno se pasa por las inmediaciones del Mallorcafé y degusta un buen plato de paella. Es el particular 'homenaje' que la afición isleña dedica al que fue el entrenador de su equipo, Gregorio Manzano, que de forma tan desafortunada criticó a la que era su propia afición aludiendo que en unas ocasiones por el frío y en otras por la paella, siempre encontraba alguna excusa para no acudir al campo a animar al equipo.

Esta noche no hay excusa porque la paella se cocina en el propio estadio y de desta forma antes de acudir cada uno a su localidad, todos los seguidores que lo deseen pueden comer un plato de arroz marca de la casa.

Iniciativa con mensaje

La Federació de Penyes pondrá la paella a disposición de los aficionados a partir de las ocho de la tarde y la iniciativa, además de ser un claro mensaje a modo de contestación hacia las declaraciones de Manzano, supone también una manera diferente de animar a los seguidores a que acudan al campo y que tomen conciencia de la importancia que tienen los puntos en juego ya que de ganar, el equipo conseguiría de forma matemática la permanencia en Primera División. La Federació de Penyes ha conseguido un gran impacto mediático con su iniciativa, tanto dentro como fuera de la Isla y con el paso de los días el acto ha animado más a los aficionados de la Isla y también ha sido motivo de comentario en todos los medios andaluces. Se recomienda a los aficonados que a patir de las ocho de la tarde vayan acudiendo a las inmediaciones del estadio, cerca del Mallorcafe para poder comer con tiempo y sin prisas y acudir después al campo a animar al equipo. La paella y la sangría son gratuitas y será uno de los primeros actos que la Federació de Penyes ha organizado de aquí a final de temporada.