Rafael Nadal accede a la pista para disputar su partido ante el argentino Federico Delbonis, este miércoles, en Montecarlo. | ERIC GAILLARD

10

Rafael Nadal hizo pública su postura sobre la vacunación contra la COVID-19 y dejó claro que su intención de recibir el antídoto en el momento en el que sea requerido o pueda hacerlo. Lo hizo tras su victoria en el estreno del tenista de Manacor en el Masters 1.000 de Montecarlo, y con el positivo de Daniil Medvedev reciente, más todavía cuando ambos jugadores entrenaron juntos el pasado lunes, aunque el balear dio negativo en las pruebas realizadas posteriormente.

«No me preocupé porque nunca estuve cerca de él, sólo entrenamos», refirió Nadal, quien recordó que «siempre estuve a más de cuatro metros de distancia y sólo le di las gracias al final durante un segundo», añadió.

Al respecto de la vacunación contra el coronavirus, el número tres del mundo fue claro: «Yo sí me voy a vacunar cuando tenga la posibilidad», afirmó el balear. «El interés general es lo que nos tiene que mover, y es lógico». dijo al respecto. «Es la única forma de salir de esta pesadilla. Quizá haya un número reducido de personas que sufran efectos secundarios, pero en general los efectos del virus son mucho peores», prosiguió.

Preguntado sobre su vuelta a las pistas tras unas molestias en la espalda que le obligaron a renunciar a los torneos de tierra y pista rápida americanos, Nadal explicó que tuvo que parar «varias semanas por la espalda, pero seguí yendo al gimnasio. Cuesta, a estas alturas de mi carrera, parar y volver a ponerse en forma. No puedo abandonar las rutinas diarias», comentó al respecto.