José Tirado, director general del Palma Futsal. | Redacción Deportes

0

El director general del Palma Futsal, José Tirado, y el entrenador del primer equipo, Antonio Vadillo, han analizado la temporada del equipo, que la temporada que viene disputará por primera vez la Liga de Campeones. «Jugar esta competición es casi como si hubiéramos ganado un título y ha hecho que finalicemos el campeonato con muy buen sabor de boca», explicó el máximo directivo del club. Tirado calificó el año como muy difícil. «Ha sido la primera temporada completa sin nuestro presidente, Miquel Jaume. En el plano deportivo tuvimos muchas bajas en la primer aparte de la temporada y por la pandemia reducimos para esta temporada el presupuesto en 300.00 euros», añadió.

Tirado se refirió también a las ausencias de Raúl Campos a mitad de temporada «por cuestiones personales» y al abandono del club de uno de los máximos pilares del equipo, Rafael Vilela, fichado en febrero por el MFK Tiumen de Rusia. «Con ellos quizás hubiéramos ganado la final al Barça», aventuró. Tirado destacó la comunicación del club con la afición y subrayó: «En 10 años, Son Moix ha colgado en 31 ocasiones el cartel de ‘No hay billetes’ por un partido del Palma Futsal. Lo del pasado sábado no fue una casualidad», dijo en referencia al segundo partido de la final contra el F.C. Barcelona. Tirado también quiso destacar el éxito de un club «que tiene mucho menos presupuesto que otros como Valdepeñas, Jaén, cuyo máximo patrocinador es la Diputación y tiene 5.000 socios, y sin contar a El Pozo o al Barça porque esos comen aparte».

El director general del club garantizó la continuidad de Antonio Vadillo, quien bromeó diciendo que «mi cláusula de rescisión es muy alta». El técnico gaditano explicó que estaba muy contento de la temporada realizada «sobre todo por los jugadores. Yo he visto a los capitanes llorar en el vestuario por unas críticas que a mí me parecían injustas». Respecto a las bajas en su equipo, Vadillo lo explicó muy claro. «Si a un jugador le ofrecen tres veces más de lo que puede pagar este club se tiene que ir. Si no, es un gilipollas, y nosotros no queremos gilipollas. La vida de un deportista es muy corta y no sabes qué puede pasar el día de la mañana por una lesión…». Respecto al hecho de jugar la Champions la temporada que viene, Vadillo desgranó la dificultad de añadir una nueva competición. «Hay que cambiar el chip cuando juegas una competición donde no puedes tener ni un fallo. Es algo a lo que no estamos acostumbrados. Y ya hemos visto al Levante lo que le ha pasado este año». El conjunto valenciano ha jugado esta temporada la máxima competición continental, pero le ha pasado factura y no se clasificó para los play-offs finales.

Respecto a la plantilla del año que viene, Tirado confirmó que el cancerbero Fabio Alvira Pérez no continuará en el equipo al no ejercer el club el derecho de prorrogar un año más su contrato. «Agrademos estos dos años de compromiso que ha estado en el club», explicó Tirado y Vadillo añadió. «Antes del partido de la final en Barcelona había sido padre. Tenía que jugar porque Carlos (Barrón) estaba lesionado y eso demuestra cómo es».