Antonio Vadillo y José Tirado. | Carlos Montes de Oca

0

El Palma Futsal ya está en modo semifinal. El equipo isleño iniciará el próximo sábado ante el Barcelona un nuevo asalto por el sueño de alcanzar la final por el título de Liga por primera vez en su historia. Gracias a su segunda plaza en la fase regular, el grupo balear dispondrá del factor campo a su favor ante un rival que le apartó de la lucha por la gloria hace dos años sin ganar ningún partido y solo por su mayor acierto en la lotería de los penaltis. Para comenzar a preparar esta cita, el director general José Tirado y el entrenador Antonio Vadillo en comparecido ante los medios en el restaurante L'Artista para prender la mecha de una eliminatoria que se presume apasionante.

Después de tantos años de trabajo, de tantas ocasiones quedándose a las puertas del cielo, Tirado cree que ha llegado el momento del Palma. «Ya casi no es ni noticia que estemos en unas semifinales, pero hay que darle la importancia que tiene. Gracias a la pasión y a nuestro trabajo, estamos de nuevo con la posibilidad de soñar. Y por qué no. Creo que es nuestro momento, que nos lo merecemos, que hemos trabajado para ello y creo que tenemos un equipo preparadísimo para competir y alcanzar la final. No quiero hablar de la posibilidad del título porque está a 200 kilómetros, pero sí de soñar con llegar a esa ansiada final después de la liga más regular más difícil y más competida de los últimos tiempos. Tengo claro que este año va a ser el nuestro y vamos a ganar. Nuestro sueño es ganar a la final».

El director general del Palma ve a todo el mundo preparado y pide el máximo apoyo posible de la afición para una serie de encuentros históricos. «Si queremos conseguir algo bonito para el deporte mallorquín, necesitamos la ayuda de todos. Estamos preparados e ilusionados. Lo queremos, lo merecemos y hemos trabajado para ello. El equipo está preparado, tiene hambre, ilusión y quiere soñar. Creo que nos toca por los chicos, por Miguel, por el club, por la afición y por los medios. Le pido a la afición que si de verdad quiere soñar con una final y con la Champions el año que viene, venga y nos apoye como siempre. Aquí la final la jugaremos todos y la afición tiene que demostrarlo. Con los jugadores solos no vamos a poder y necesitamos crear ese clima. Vamos a ver al mejor Palma de los últimos diez años. Durante todo el año nos hemos preparado para llegar a este momento. Encantado de que nos haya tocado el Barça. Llevamos muchos años aporreando la puerta y esperemos que algún día se abra. Yo lo tengo claro: va a ser este año».

Antonio Vadillo también se ha mostrado ilusionado por meter al Palma en la gran final en la lucha por el título. «No vamos a pensar más allá del sábado. Debemos centrarnos en ese encuentro y sacar el primer punto de la eliminatoria. Vamos a jugar contra un gran dignísimo rival que ha jugado cinco finales en apenas un año. Eso dice mucho de su potencial. Tenemos que ofrecer su mejor versión y necesitamos que Son Moix venga a ayudar a los verdes, a darle ese aliento a los jugadores. Necesitamos que la afición no venga a ver a Ferrao, sino que se centre en ayudarnos, a ir contra el Barça y a apoyarnos. Cuando Son Moix se viste de gala, somos un equipo muy difícil de superar».