Conor McGregor posa con Joe Notebaert, el director del gimnasio. | @mallorcabjj

4

Conor McGregor parece encontrarse muy cómodo en Mallorca. El luchador irlandés llegó a la Isla la última semana de julio y continúa instalado en su lujoso yate amarrado en Porto Adriano. Tras desfasar y celebrar por todo lo alto su treinta y cuatro cumpleaños en Ibiza, McGregor llegó a Mallorca enfocado en su próximo gran objetivo: regresar a los combates.

El irlandés acude casi a diario al gimnasio Fit Corner, en el mismo Porto Adriano. Allí prepara su cuerpo para su esperada vuelta a los combates profesionales: sesiones de pesas, estiramientos y algo de boxeo... 'The Notorius', así le apodan, no duda en compartir estos entrenamientos en su perfil de Instagram.

Noticias relacionadas

Sin embargo, su preparación en Mallorca no termina en el gimnasio de este lujoso puerto. McGregor quiere recuperar su mejor versión tras más de un año apartado de los octágonos (en su último combate sufrió una fractura de tibia que le obligó a pasar por el quirófano). Por ello también ha acudido a entrenar jiu-jitsu brasileño a un gimnasio de Santa Catalina, en Palma. El irlandés compartió este miércoles entrenamiento con el resto de habituales del centro Mallorca BJJ y fue uno más en una sesión que los allí presentes de bien seguro no olvidarán en mucho tiempo.

Se desconoce durante cuanto tiempo más se alargará la estancia del popular luchador de MMA (artes marciales mixtas) en Mallorca, pero parece que Conor McGregor ha encontrado en la Isla la combinación perfecta de mar, familia y entrenamientos.