Anna Bachmann y Fran Brunot, en el Velòdrom Illes Balears de Palma.

0

Dar la vuelta en bicicleta a Baleares en apenas cuatro días y con el crono como juez es un reto al alcance de unos pocos. Pero para el ciclista isleño Frank Brunot no es algo nuevo, pues ya lo logró años atrás, aunque este próximo fin de semana, su desafío se eleva exponencialmente al fijarse como meta el rebajar las 29 horas invertidas para recorrer más de 700 kilómetros por las carreteras de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera: la Volta 4 Illes.

No lo hará en solitario, pues este carismático ciclista mallorquín tendrá como compañera de aventuras a la austríaca Anna Bachmann, doble campeona de su país de ultradistancia. Una aventura y un desafío que, en esta ocasión, tendrán un recuerdo especial para el recientemente fallecido Tolo Quetglas, buen amigo de Brunot y quien tenía como uno de sus retos poder completar el recorrido que afrontarán estos dos aventureros durante este próximo fin de semana.

La singladura de Brunot y Bachmann dará inicio este jueves (26 de mayo), con la vuelta a Mallorca como primer obstáculo para ambos, para el viernes (día 27) trasladarse hasta Formentera para completar la segunda de las paradas. De ahí, darán el salto a Ibiza, donde el sábado 28 focalizarán sus energías antes del paso final, que les llevará a cerrar la Volta 4 Illes, y si es posible, en menos de las 29 horas calculadas por Brunot, que cuenta con el apoyo de VeloViajes, Grup Fleming y otros colaboradores para poder llevar a buen término su singladura.