Imagen de Marcus Cooper Walz en el canal de competición de Racice en el que se está celebrado una prueba de la Copa del Mundo de piragüismo. | Marcus walz

0

Los piragüistas mallorquines han saldado con éxito su participación en la cita de la Copa del Mundo que se está disputando en Racice (República Checa) y que es la primera gran cita internacional tras la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021. Marcus Walz ha subido en dos ocasiones al podio para colgarse un oro y un bronce, mientras que Joan Toni Moreno ha conseguido una medalla de plata.

Marcus Walz ha participado de un nuevo éxito del K4 500 metros junto a Saul Craviotto, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade al apuntarse la victoria con una notable solvencia. Después de lograr la plata en la gran cita olímpica en la capital nipona, el cuarteto ha dado buena de sus rivales y han subido a lo más alto del podio flanqueados por Ucrania y Lituania, que han sido segunda y tercera respectivamente. Sin apenas tiempo para recuperar el deportista del Real Club Náutico Portopetro ha vuelto al canal para disputar el K1 500 metros y ha terminado tercero en la final en la que se ha impuesto el alemán Jakob Thordsen.

En el C2 500 metros los mejores han sido Tano García y Pablo Martínez, pero justo por detrás de ellos han completado el doblete español el mallorquín Joan Toni Moreno y Adrián Sieiro. Apenas unas milésimas han separado al piragüista del Real Club Náutico Port de Pollença y su compañero de la primera plaza reflejando su buen nivel en una distancia que formará parte del programa olímpico en los Juegos de París 2024.