Imagen de Marcus Walz tras competir en la Copa del Mundo que se está celebrando en Racice (Repúblico Checa). | RFEP

0

Marcus Walz tienen al alcance de la mano colgarse dos medallas en la Copa del Mundo que se está celebrando en Racice (República Checa). El piragüista mallorquín ha liderado en buena medida las excelentes prestaciones acreditadas por el combinado nacional en un certamen que supone la primera cita internacional desde los Juegos de Tokio, donde dobló su éxito olímpico y dejó constancia de su potencial para seguir dando brillo a su palmarés en París 2024.

Noticias relacionadas

Marcus Walz apunta al podio en el K4 500 metros junto a Saúl Craviotto, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade. El cuarteto que ya brilló con luz propia en la capital japonesa el pasado verano vencieron en su serie con casi un segundo de ventaja respecto a Eslovaquia y en la semifinal lograron su pase a la final A, al terminar en la primera posición y doblegar a los alemanes.

El piragüista mallorquín, tras lograr junto con sus compañeros del K4 estar de manera directa en la final, le tocó embarcarse en el K1 para buscar su pase a semifinales en la distancia de los 500 metros. En su serie, la tercera, controló en todo momento a sus rivales y logró el pase a semifinales al firmar la quinta plaza. Por la tarde, en su serie firmó una ajustada tercera posición que lo llevó a la final A de mañana donde saldrá por la calle 9.