El ciclista belga del Alpecin-Fenix Jasper Philipsen (c) celebra su victoria en la quinta etapa de La Vuelta a España. | Manuel Bruque

1

El belga Jasper Philipsen (Alpecin Fenix) se ha impuesto en la quinta etapa de la Vuelta disputada entre Tarancón y Albacete, de 184.4 kilómetros, jornada marcada por una caída masiva que le supuso al estonio Rein Taaramae perder el maillot rojo de líder en beneficio del francés Kenny Elissonde (Trek).

Philipsen, de 23 años, ganador en el esprint de Burgos, ganó el duelo de velocistas al neerlandés Fabio Jakobsen (Deceuninck) y al italiano Alberto Dainese (Ag2r Citroen).

Una montonera a 12 km de meta le privó al estonio Rein Taaramae de la posibilidad de retener el maillot rojo. Quedó rezagado y la prenda pasó a las espaldas del francés Kenny Elissonde, ahora al frente de la general con 5 segundos sobre el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma), 10 sobre el galo Lilian Calmejane y 20 con Enric Mas (Movistar), cuarto clasificado.

Este jueves se disputa la sexta etapa entre Requena y el Alto de la Montaña de Cullera, de 158,3 kilómetros.