Crespí, a la izquierda de la imagen.

0

Marga Crespí no ha desconectado de la natación artística (nueva denominación de la sincronizada), el deporte que le dio la gloria olímpica e internacional en un lustro mágico que tuvo su cénit en Londres 2012, cuando logró el bronce con el equipo español. Cinco años después, la mallorquina, afincada en Estados Unidos, ha vuelto a unirse, aunque de manera temporal, al dúo de Colombia para obtener la clasificación para Tokio en el Preolímpico celebrado en Barcelona.

Crespí, junto a la entrenadora Paula Andrea García, dirigió al dúo colombiano formado por Estefanía Álvarez y Mónica Arango, que obtuvieron uno de los billetes para los Juegos de Tokio en la modalidad de dúo, en la que repetirán participación tras su concurso en Río 2016, también con Marga Crespí dentro del equipo técnico de Colombia, que protagoniza un nuevo hito dentro de este deporte de la mano de la campeona mundial y europea palmesana.