Los presidentes de la Federació de Bàsquet de les Illes Balears, Juanjo Talens, y el máximo responsable de la Federació de Futbol de les Illes Balears, Miquel Bestard, han alzado la voz para reflejar los problemas que vive el deporte sin poder competir. Las dos territoriales suman cerca de 40.000 licencias.

7

Las dos federaciones que aglutinan mayor número de licencias en Balears alzan la voz ante el túnel sin salida en el que se encuentra la competición por las restricciones del Govern ante la pandemia de coronavirus. La Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB) y la Federació Bàsquet de les Illes Balears (FBIB) reclaman el regreso de las ligas autonómicas de todas las categorías y mayores facilidades para el entrenamiento apoyándose en las virtudes de la actividad física y los valores que promueve, en especial, entre los más pequeños.

El presidente de la FFIB, Miquel Bestard, ha solicitado audiencia con la presidenta del Govern, Francina Armengol, tras los escasos avances que se han producido en los contactos mantenidos con el director general de Esports, Carles Gonyalons, y la consellera Fina Santiago, que remiten a Salut para responder a cualquier solicitud. «Señalan que las decisiones las toma Salut, pero el fútbol es salud y nos sentimos maltratados», asegura el presidente de la territorial, Miquel Bestard, que apunta que los clubes están «muy molestos y en una situación límite». «Si no podemos competir y solo entrenamos, la única solución será parar e ir a casa. Si no se arregla esto antes del 15 de marzo el fútbol puede morir», apunta Bestard, que resalta que la FFIB tiene 30.000 licencias, de las que 20.000 son de fútbol base.

El presidente de la FBIB, Juanjo Talens, firma la carta que ha trasladado al Govern solicitando la reactivación de las competiciones para todas las categorías, incluidas las de menores de 12 años, y la importancia de recuperar los entrenamientos con contacto tan necesarios en un modalidad como el deporte de la canasta. La misiva, que también pone el foco en el regreso de público a las gradas siempre con las pertinentes limitaciones en función del espacio como sucede por ejemplo en las artes escénicas, invita a una reflexión de las autoridades sobre los protocolos y ofrece alternativas como el uso de mascarilla «de manera extraordinaria» los primeros 15 días.

La carta de la FBIB, que tiene más de 9.000 licencias en las Islas y que recuerda todos los esfuerzos realizados por el sector para adaptarse a las diferentes fases, pone sobre la mesa la posibilidad de establecer un grupo de trabajo con integrantes de la conselleria y de las federaciones para controlar el cumplimiento de las normas y posibles cambios en los protocolos.

Tanto la FFIB como la FBIB coinciden en situar como prioridad la sanidad sin perder de vista los múltiples beneficios para la salud que supone la práctica deportiva para deportistas de todas las edades. Además, el regreso de las competiciones es fundamental para aliviar la delicada situación económica a la que se han visto abocadas las diferentes entidades deportivas en el último año.