En su particular confinamiento de Sant Llorenç des Cardassar, la mejor ciclista balear de todos los tiempos vuelve a subirse estos días a la bicicleta. | Youtube Última Hora

6

En su particular confinamiento de Sant Llorenç des Cardassar, la mejor ciclista balear de todos los tiempos vuelve a subirse estos días a la bicicleta para iniciar la recuperación de la grave lesión de rodilla que sufrió semanas atrás y que le obligó a pasar por quirófano. Nada para a la carismática Marga Fullana, que a sus 47 años sigue en marcha y planteando nuevos objetivos para una temporada 2020 que inicia en fase de rehabilitación y a la espera de acontecimientos por la pandemia del coronavirus que ha frenado toda competición.

La medallista olímpica (bronce en Sydney 2000) y pentacampeona mundial Élite de mountain bike nos ha dejado una curiosa imagen, pedaleando de nuevo tras pasar el primer tramo de recuperación. Lo hace por los terrenos de su casa, donde guarda el pertinente confinamiento, pero aprovecha el espacio para probarse de nuevo y recuperar sensaciones a lomos de su BTT.

Las primeras pedaladas de Fullana, actual campeona del mundo Máster, llegan tras superar una rotura de ligamentos cruzados y el menisco de la rodilla derecha, de la que fue operada por los doctores Mas y Antich en el hospital Quirónsalud de Son Verí.

Poco a poco, con ayuda de sus fisioterapeutas y recuperadores, la laureada corredora intenta volver a la normalidad, aunque sin poder salir de su casa por la crisis de la COVID-19. Algo que no le impide iniciar su puesta a punto para un regreso tan esperado como deseado por una Marga Fullana que quiere seguir añadiendo éxitos a su palmarés.