David Carro.

0

El proyecto LEB del Palma y del Bahía San Agustín sigue buscando apoyos para poder cobrar forma durante las próximas semanas. La ampliación del plazo de inscripción por parte de la FEB hasta el próximo 17 de julio ha dado aire al club que preside Guillem Boscana, que tiene varios frentes abiertos y precisa de un patrocinador principal para culminar su objetivo.

Una de las opciones que se ha puesto sobre la mesa para dar continuidad a la estructura de LEB Oro es la posible entrada dentro del proyecto del conocido agente mallorquín David Carro, quien como CEO de Hoops FairPlay Agency y director en nuestro país de Octagon Basketball y directivo de Octagon Europe, es uno de los referentes dentro del mercado. El prestigioso representante estaría interesado en formar parte del nuevo Palma y atraería experiencia, capital y contactos con el fin de potenciar el equipo y dar un paso al frente. No en vano, Carro ya se ha reunido con el presidente del club verdinegro, Guillem Boscana, realizándole una declaración de intenciones, aunque sin definirse todavía las líneas de actuación de las partes dentro de este todavía hipotético engranaje.

PARCELAS

En un principio, la posible llegada al Palma de este nuevo socio conllevaría también una aportación de capital, además de tener en la agenda un grupo de patrocinadores que, unidos a la posibilidad de contar con una importante cartera de jugadores con los que formar un equipo con aspiraciones en LEB Oro, siendo el ascenso a la ACB un objetivo que se podría plantear a corto o medio plazo, redimensionarían el proyecto isleño.

Varias áreas quedarían pendientes de los avances de estas conversaciones, como la figura de Xavi Sastre, que espera noticias sobre su futuro, pero según ha podido saber este diario, si se cierra esta operación, el hasta ahora director deportivo y entrenador de LEB parece no entrar inicialmente en los planes.

Las primeras conversaciones sirvieron para plantear a Boscana un catálogo de intenciones que se sustentaría en una línea de apoyo, la entrada de nuevos patrocinadores y la posibilidad de dar forma a una plantilla competitiva. Boscana y Carro admitieron los contactos, aunque el primero no descarta un posible acuerdo, definiendo claramente los límites de actuación y las responsabilidades de cada una de las partes implicadas.