La alemana Angelique Kerber besa el trofeo obtenido en el US Open. | Reuters

0

La tenista alemana Angelique Kerber, segunda favorita, venció este sábado por 6-3, 4-6 y 6-4 a la checa Karolina Pliskova, décima cabeza de serie, en el Abierto de Estados Unidos y se proclamó nueva campeona del último torneo de Grand Slam de la temporada.

Kerber, de 28 años, que también ganó el Abierto de Australia, consigue en la misma temporada los dos primeros títulos de Grand Slam y también se va de Flushing Meadows como la nueva número uno del tenis mundial femenino al desbancar a la estadounidense Serena Williams que ocupó el liderato durante 186 semanas consecutivas.

La tenista alemana se lleva un premio de 3,5 millones de dólares por 1.750.000 dólares que recibe Pliskova, que se convirtió en la primera jugadora checa que disputó una final del US Open desde 1993 cuando lo hizo Helena Sukova, que la perdió por 6-3 y 6-3 ante la legendaria Steffi Graf, compatriota de Kerber.

La nueva campeona se convierte en la primera de su país que gana el Abierto de Estados Unidos desde que lo hizo Graf por última vez en 1996, que fue su quinto título del torneo, su número 21 de Grand Slam de los 22 que ganó, que alcanzó con la victoria de Roland Garros, en 1999.

Kerber, de 28 años, sólo había llegado una vez hasta las semifinales del Abierto en 2011, pero a partir de este año ya se acostumbró al éxito tras ganar su primer título individual en un Slam este enero en el Abierto de Australia.

El pasado julio alcanzó la final de Wimbledon, además de lograr medalla de plata en Río de Janeiro en las Olimpiadas, el título de Stuttgart en tierra batida y las finales en Cincinnati y Brisbane.

Por su parte, Karolina Pliskova, de 24 años, que ya había hecho historia tras eliminar a las hermanas Venus (cuarta ronda) y Serena Williams (semifinales), la tercera tenista que lo consigue en el Abierto después que ya lo hicieron las belgas Justine Henin (2007) y Kim Clijsters (2009), esta vez no pudo romper los pronósticos perdió el quinto partido en los ocho enfrentamientos que ha tenido con Kerber.

Antes del Abierto, Pliskova era sólo una jugadora en el top 20 que nunca había logrado llegar a cuarta ronda de un Grand Slam. A pesar de la derrota, Pliskova concluye un buen año ganando dos títulos, incluido el que logró en Cincinnati al vencer en la final a Kerber, que le costó a la tenista alemana subir antes al primer puesto de la lista mundial.

Kerber concluía el partido con números de 21 golpes ganadores y 17 errores no forzados, por 40 y 47, respectivamente, de Pliskova, que colocó cinco aces (44 en todo el torneo), la mejor marca, pero cometía cuatro dobles faltas por dos la tenista alemana que metió un saque directo.

Pliskova hizo 28 puntos en 38 subidas a la red por 4 de 5 de Kerber que siempre fue fiel a su estilo de juego de poder perfecto manejado desde el fondo de la pista con la combinación de seguridad y agresividad que la ha convertido en la nueva reina del Abierto de Estados Unidos y del tenis mundial femenino.