María y Clara, vigentes campeonas de España de 420, aguantaron el tipo y pudieron mantenerse como segundas clasificadas al término del campeonato. | Redacción Digital

4

Las regatistas María Bover (Real Club Náutico de Palma) y Clara Llabrés (Club Nàutic S’Arenal) se han proclamado hoy en San Remo (Italia) subcampeonas mundiales absolutas femeninas de la clase 420. Este es el mejor resultado obtenido por ambas deportistas a lo largo de su carrera y en el caso de María Bover se suma a la medalla de bronce mundial que consiguió en el año 2013 en Optimist.

La tripulación mallorquina, patrocinada por la firma Offshore Wind Power Consulting, lo tenía todo de cara para alzarse con la corona mundial, al llegar líder y con nueve puntos de ventaja a la jornada definitiva. Pero las condiciones meteorológicas no les fueron propicias. Tras una semana de vientos moderados, el campo de regatas de San Remo registró hoy 25 nudos de intensidad media, lo que provocó grandes movimientos en la clasificación general.

María y Clara, vigentes campeonas de España de 420, aguantaron el tipo y pudieron mantenerse como segundas clasificadas al término del campeonato, en el que completaron un parcial de 7, 2, 12, 1, 1, 6, 1, 2, 6, 1, 15 y 18 (descartado).

La medalla de plata supone “un logro histórico” para la vela balear, según Manu Fraga, director deportivo del RCNP. “Sabíamos que el equipo estaba muy fuerte y que tenía posibilidades de hacer un buen resultado, pero el subcampeonato colma nuestras expectativas. El nivel ha sido muy alto, con más de 80 barcos en liza, y nuestras chicas han estado luchando por el oro hasta el último bordo. Estamos encantados”, ha añadido.

“Estamos muy contentas con este resultado, hoy hemos tenido una jornada muy dura, con mucha intensidad de viento. No ha sido nuestro día ya que somos ligeras y estas no son nuestras condiciones, pero aún así estamos muy orgullosas y esperamos seguir por este camino. Ha sido un campeonato muy bueno para las dos, hemos aprendido mucho y queremos dar gracias a nuestro entrenador, Pedro Marí, a los clubes que nos apoyan y a nuestra familias”. Estas han sido las primeras palabras de las subcampeonas mundiales nada más llegar a tierra, donde han sido felicitadas por el resto de la expedición balear, compuesta por Marc Lladó y Toni Massanet (RCNP), décimos en categoría masculina; Lala Akrich (RCNP) y Cata Homar (CNA), octavas femeninas; y Albert Torres y Javier González (RCNP), vigesimoprimeros.

Pedro Marí, entrenador de 420 de RCNP, ha asegurado que el subcampeonato de María Bover y Clara Llabrés es un “resultado enorme” y ha destacado que, salvo en condiciones de viento duro, “que son las que hoy nos han tocado por desgracia”, las deportistas mallorquinas “son las mejores”.

“Estoy muy orgulloso de todo el equipo, creo que ha estado a un gran nivel. Esto no ha ocurrido por casualidad, es fruto del trabajo. No hay que olvidar que el año pasado ganamos el mundial de Team Racing por equipos y que tanto Marc y Javi como María y Clara son los actuales campeones de España. Estamos haciendo una temporada histórica”, ha agregado el técnico mallorquín.

El presiente del RCNP, Javier Sanz, también ha querido felicitar a las subcampeonas del mundo. “Hemos estado siguiendo la regata bordo a bordo, ha sido muy emocionante. Para el club no hay mayor satisfacción que ver reconocido el trabajo que realizamos y el sacrificio de los deportistas, que compaginan la competición de alto nivel con los estudios. Llevo viendo a María Bover desde que empezó en Optimist. Hoy es una de nuestras embajadoras mundiales”, ha dicho Sanz.