40 años de un hito

| | Palma |

Valorar:
preload
Antònia Real reflexiona sobre su participación en los Juegos de Montreal de 1976 «impresionada más por el hecho de nadar por todo lo que nos rodeaba después de lo ocurrido en Múnich».

Antònia Real reflexiona sobre su participación en los Juegos de Montreal de 1976 «impresionada más por el hecho de nadar por todo lo que nos rodeaba después de lo ocurrido en Múnich».

24-11-2015 | Pere Bota
Antònia RealAntònia Real

Han pasado 40 años, un largo espacio de tiempo que no han impedido que el registro que plasmó en su día Antònia Real Horrach (Palma, 1963) siga perenne, presente en los anales del deporte español. En los albores de Río 2016, la nadadora mallorquina sigue siendo, cuatro décadas después, la deportista de nuestro país más joven en debutar y competir en unos Juego Olímpicos.

Desde ese 20 de julio de 1976 ninguna mujer en nuestro país ha podido superar el registro fijado por la ‘niña prodigio’ de la natación española del momento. Con 12 años, 10 meses y 6 días; o lo que es lo mismo, 12 años y 311 días, Antònia Real hacía historia. Horas después del legendario ‘10’ de Nadia Comaneci, el deporte balear atrapaba un doble hito. Porque la nadadora fue la primera mujer de las islas en participar en unos Juegos Olímpicos, y cuarenta años después, conserva el récord español femenino de precocidad en el gran evento deportivo del planeta.

Ese 20 de julio del 76, este miércoles hace justo cuatro décadas, la jovencísima Antònia Real participaba en la segunda serie de la primera ronda de los 400 metros libre. «Fue una experiencia que me dejó sin palabras», recuerda la carismática nadadora a día de hoy, quien se mostraba «impresionada, más por el hecho de nadar y competir, por todo lo que nos rodeaba. El ambiente, la Villa, la seguridad... más después de lo de Múnich cuatro años antes».

Real fue quinta en su tanda, con un tiempo de 4:30.37. Repitió concurso cuatro días después (24 de julio), en los 800 metros libre (9:07.24, primera ronda), poniendo fin a su participación en Montreal 76. «Lo mío no era muy normal en ese momento. Ni ahora tampoco lo sería», admite Antònia, cuya figura sigue presente en la memorial colectiva del deporte y la sociedad isleña, dando nombre incluso a la piscina que el Club Natación Palma posee en Ciutat.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Jutipiris
Hace más de 2 años

@ Toni dixit: Eso ya es otra cosa bien distinta. Ahí si estoy de acuerdo.

Valoración:1menosmas

Toni dixit
Hace más de 2 años

No creo que se trate de hacer monumentos, etc. Pero hay que reconocer que en aquellos tiempos tuvo mucho merito y como persona que lo viví en directo por televisión ( o diferido no lo recuerdo bien), nos hizo sentir orgullosos de ser mallorquines. Gracies per s´emoció viscuda.

Valoración:2menosmas

Jutipiris
Hace más de 2 años

Toniet: No niego su mérito, pero en cualquier otro país de un nivel deportivo parecido al nuestro, una deportista que no ha ganado ni una sola medalla olímpica, ni un podio en mundiales o europeos, dudo que tuviera monumentos ni medallas.

Valoración:-5menosmas

Toniet
Hace más de 2 años

Su único defecto: tener que sufrir el olvido de los políticos baleares. En cualquier otro país tendría la vida resuelta con monumentos y medallas.

Valoración:1menosmas

Llorens
Hace más de 2 años

Yo nadaba entonces, me acuerdo de Antonia Real asi como de Rafael Escalas entre otros

Valoración:8menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1