Marga Crespí, ganadora de dos medallas en el Europeo de natación sincronizada, ya descansa en Mallorca.

1

Dos medallas en el Europeo de natación sincronizada son motivo de celebración para el deporte balear. Y para una Marga Crespí que ya descansa en la isla tras una intensa temporada. La de la recuperación de su operación, la despedida -por ahora- del dúo y la contrarreloj para llegar a tope a la gran cita del curso: Berlín.

El bronce por equipos y la plata en combo, con Ucrania como amenaza ya real, además de la omnipresente Rusia, deja un sabor agridulce para una modalidad que abre un periodo de reflexión con dos metas a medio plazo: el Mundial de Kazán 2015 y los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Crespí, recibida ayer en Son Sant Joan por sus padres, amigos y representantes del Club Mediterránea y la FBN, se mostró feliz por las dos preseas obtenidas, pero consciente de la realidad. «El resultado no ha sido como esperábamos del todo. Sabíamos que Ucrania venía muy fuerte, pero no hasta el punto de ganarnos y que la puntuación fuera tan alta. Ahora nos toca reflexionar y trabajar para mejorar. La remontada es posible, no estamos lejos», explicaba.
La medallista olímpica sabe que tras el Europeo «toca hacer una estrategia y el equipo técnico ya está en ello, pero debemos descansar, 2015 será un año potente, clave de cara a los Juegos».

Crespí se mostró orgullosa de la labor del grupo, pues «hemos trabajado mucho, a lo mejor no tanto mirando hacia el nuevo reglamento. Pero lo hemos dado todo y la entrenadora lo ha visto, pero ellas han sido mejores y hay que aceptarlo», añadió.

Ver fuera de su hábitat natural en el podio a España ha activado las alarmas, pues para Marga «la gente está acostumbrada a vernos arriba, pero no es fácil mantenerse, y tal vez ellas (Ucrania) venían con más motivaciones y mucho que ganar».

Sobre su estado físico, tras su compleja recuperación Marga confiesa que se ha encontrado «muy bien, con energía. El dolor llegaba al final del día, pero por acumulación de fatiga. La planificación del Campeonato me ha ayudado y ha sido buena».

Ahora, pasará consulta para comprobar su evolución y tratar pequeñas molestias presentes. «Operarme no creo. Es más un problema muscular y este descanso me irá bien para recuperarme de la cadera y todo el cuerpo. La temporada es larga», dijo.

La isleña ensalza a las jóvenes del grupo, «porque son chicas preparadas. Compitiendo cogerán experiencia. Técnica y fuerza tienen, eso no preocupa. Tenemos que recuperar coreográficamente cosas más impresionantes», refiere, a la vez que no esconde que «este resultado será un plus de motivación para el Mundial. Ahora sabemos lo que hay y debemos ir a por todas».