Los clásicos inician la puja

| | Palma de Mallorca |

Valorar:
preload
En las imágenes, un momento de la competición de ayer, que refleja el enorme trabajo que realizan las tripulaciones.

En las imágenes, un momento de la competición de ayer, que refleja el enorme trabajo que realizan las tripulaciones.

16-08-2014 | Martinez Studio

Buena parte de la historia náutica mundial da lustre estos días a las aguas de la bahía de Palma y al Club de Mar Mallorca, epicentro del XX Trofeo Illes Balears Clàssics, que ayer arrancó de manera oficial, en una jornada en la que la poca intensidad del viento definió un arranque que no estuvo exento de emociones.

Pese a todo, todas las clases en liza pudieron completar una manga. La regata de barcos de Época de cabecera arrancó con una hora de retraso por la ausencia de viento, pero finalmente el comité de regatas estableció dos recorridos, de 7’25 y 11’2 millas, adaptados al medio centenar de embarcaciones que dan forma a esta notable flota.

Por lo que respecta a la competición en Época Cangreja (hasta 1950), el Marigan (1898) de Tim Liesenhoff y ganador en 2013, ha tomado la delantera dentro de la clase en la uqe se miden las embarcaciones más antiguas en liza. El Kelpie of Falmuth (1928, Asgard Yacht) y el Hispania (1909, Fundación Isla Ebusitana) le persiguen en la general provisional.

Lucha

Dentro de la Época Marconi (hasta 1950), el Manitou (1937, Phil Jordan), que pertenció en su día al expresidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy, aprovechó la ausencia de viento para abrir hueco respecto a sus perseguidores, The Blue Peter (1930) y Enterprise (1939, Alberto Kusak). En tiempo real, el Trivia (1939) impuso su eslora, de 21 metros, para imponerse.

La general de Clásicos (1950-1975) está marcada por el dominio de la Marina Italiana, que ha situado a tres de sus embarcaciones al frente de la clasificación. Stella Polare, Corsaro II y Carpricia, por este orden, encabezan el XX Trofeo Illes Balears Clàssics.

En Espíritu de Tradición (antes de 1975), el mallorquín Fátima (Diego Caro), con la grímpola del Club de Mar Mallorca, hizo valer su condición de local para ponerse al mando, seguido del Tichiy Don ruso, y el Orsa Maggiore italiano. Ya en Dragón, sólo en Adair de Joost Govers y el Rogue de Rom Loopik lograron acabar la regata y lideran la cita.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.