Un miembro del Atlètic Balears abandona el Estadi en plena operación de desalojo. | M. À. Cañellas

37

Los informes técnicos realizados por el departamento de Urbanisme del Ajuntament de Palma han obligado a la clausura cautelar del Estadi Balear, cuyos responsables deberán acometer una serie de intervenciones que se concretarán la próxima semana en una reunión entre los representantes de Cort, el Atlètic y la Procampo.

La entidad recibió ayer la notificación del cierre después de que los informes de Urbanisme hayan detectado deficiencias. La existencia de riesgo de inestabilidad y la detección de puntos de peligro potencial que podrían afectar a personas y bienes por colapso parcial de la estructura del estadio son los argumentos del departamento de Disciplina y Seguridad de los Edificios.

El edil de Esports, Fernando Gilet, en la misma línea que el de Urbanisme, Jesús Valls, afirman que la medida responde a «criterios urbanísticos» y argumentan que «Cort está obligado a tomar esta decisión porque no existe debate posible al estar en juego la seguridad de las personas».

Son Moix

Gilet remarca que Cort ofrecerá «soluciones deportivas» al entender que el cierre tendrá sus consecuencias y una de las alternativas para el primer equipo blanquiazul sería el campo anexo de Son Moix.

A día de hoy la situación no afecta al ATB, puesto que los equipos están de vacaciones. Los primeros en verse afectados por esta medida serían los niños y niñas inscritos en la escuela de verano, pero amenaza con condicionar la pretemporada del equipo de Nico López.

Cort, el club y la Procampo se reunirán la próxima semana para valorar en profundidad los problemas del Estadi Balear y establecer una hoja de ruta para subsanar las deficiencias y acometer las mejoras necesarias. El primer paso es la solicitud de un estudio de estabilidad al club, que dispone de tres meses para llevarlo a cabo.

El consistorio contempla la instalación como un recinto privado y el club valora que el convenio que tiene suscrito con el Institut Municipal de l’Esport establece la responsabilidad de Cort de preservar la seguridad.

Desalojo

Las fuerzas de seguridad procedieron al precinto del Estadi Balear ayer por la tarde en un proceso en el que también desalojaron a la familia que vivía en la instalación. Además, las personas del club se dispusieron a recoger material y documentación ante la imposibilidad de poder acceder al recinto de la vía de cintura.