0

BASILEA: Sommer (); Steinhofer (), Abraham (), Dragovic (), Park (); Huggel (), Xhaka (), Shaqiri (), Fabian Frei (); Alex Frei () y Streller ().

Cambios: Stocker () por Fabian Frei; Zoa () por Shaqiri y Cabral () por Alex Frei.

BAYERN MÚNICH: Neuer (), Rafinha (), Boateng (), Badstuber (), Lahm (); Tymoschuk (), Alaba (); Robben (), Kroos (), Ribery (); y Gómez ().

Cambios: Müller () por Ribery y Olic () por Kroos.

Árbitro: Nicola Rizzoli (ITA) amonestó a Abraham, Müller, Rafinha

Gol:

1-0, minuto 86, Stocker.

El Basilea volvió a sorprender en la Liga de Campeones y derrotó anoche al Bayern Múnich en el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones, tras haber sido el verdugo del Manchester United en la fase de grupos. El conjunto de Jupp Heynckes se verá obligado a remontar dentro de tres semanas si quiere mantener sus opciones en una competición en la que parte como uno de los favoritos, ya que la final se disputará en el Allianz Arena.

El partido empezó con tres ocasiones para el Bayern, la más clara de ellas en el minuto 10, cuando un pase del capitán Philipp Lahm dejó al francés Franck Ribery solo frente a Sommer, que reaccionó con una gran parada. En el segundo tiempo, los alemanes empezaron a controlar más el partido y las llegadas del Basilea se hicieron menos frecuentes y menos peligrosas.

Sin embargo, al Bayern le costaba llegar. El Basilea no había tenido ninguna ocasión en la segunda parte pero en la primera que tuvo llegó el gol. Stocker, en el minuto 76, quedó sólo ante Neuer, tras un pase de Xoa, y metió, desde corta distancia, el balón por entre las piernas del meta alemán.