Úrsula Pueyo durante una competiciónen reciente. | R.E.

0

Los focos se apagaron de madrugada en Vancoucer, pero la llama olímpica de los Juegos de Invierno volverá a arder en el pebetero de la ciudad canadiense desde el próximo día 12 de marzo, momento en el que entrarán en acción los deportistas paralímpicos. La expedición española se encuentra en Aspen (Colorado) y espera en breve la incorporación de la primera mallorquina que competirá en la gran cita blanca. Úrsula Pueyo (Palma, 21/12/1983) romperá una de las escasas barreras que le quedan por superar al deporte balear y lo hará, además, con opciones de codearse con la élite de las modalidades de gigante y slalom, dos pruebas en las que cuenta con opciones de acceder al top 10.
Nunca antes unos Juegos de Invierno habían contado con representación mallorquina. Quizás jamás iban a tenerla, pero Úrsula Pueyo dará el paso. En su tercer año como integrante de la selección, la esquiadora de Esporles afronta un gran desafío avalada por los excelentes resultados que en 2009 cosechó en la Copa del Mundo (tres platas y un bronce). Después de aprender a esquiar y trabajar en la estación de Sierra Nevada hace cinco años, la mallorquina se ejercita en el Centro de Tecnificación ubicado en Baqueira Beret desde hace tres años. Su vertiginosa carrera no le ha impedido instalarse entre las mejores de su especialidad.
España acudirá con un equipo formado por cinco deportistas a los Juegos Paralímpicos de Vancouver, que se disputarán del 12 al 21 de marzo, y donde el esquiador vasco Jon Santacana será la principal opción a entrar en la lucha por las medallas. El donostiarra acudirá con su guía Miguel Galindo, mientras que el resto de la delegación de deportistas deficientes visuales son Anna Cohí y su guía Raquel García, Andrés Boira y su guía Aleix Suñé, y el debutante Gabriel Gorce -con Félix Aznar-. Los cuatro correrán las cinco pruebas -eslalon, gigante, supergigante, descenso y supercombinada-.
En el acto de presentación del equipo paralímpico celebrado ayer en Madrid estuvieron Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte; Francisco Moza, secretario general de Política Social; el presidente del Comité Paralímpico Español, Miguel Carballeda; y Alberto Jofre, director gerente del Comité Paralímpico Español. Jofre aseguró que el equipo nacional llegará a Vancouver con «un nivel bueno». «Sólo competimos en una de las cinco disciplinas olímpicas, somos un equipo pequeño, pero esperamos resultados iguales o mejores que los conseguidos en Turín», afirmó.