3

Sergio Llull aterrizó ayer en España. El jugador mahonés, al que su familia acompañó en la cita británica, llegó a primera hora de la tarde a Madrid junto a varios integrantes de la selección española que obtuvo la medalla de plata en Londres (el resto se quedó en Barcelona). El de Maó tiene previsto descansar algunos días en la Isla antes de incorporarse a la pretemporada del Real Madrid, con el que a finales de mes afronta la Supercopa en Zaragoza, primer título oficial del curso ACB.

Antes de regresar a nuestro país, Llull comentó en exclusiva para Ultima Hora Menorca ser consciente del valor que desprende para el deporte insular la medalla conquistada; «esto es histórico para Menorca y eso me enorgullece», señaló el base natural de Maó, en tanto que «hace que sea más especial este logro, esta plata olímpica», agregó.

Noticias relacionadas

Más de un siglo ha debido de transcurrir, desde que Vela iniciara en 1900 en París el recorrido menorquín en los Juegos, para que un estandarte insular ocupara podio. «Ser el primer menorquín que trae a la Isla una medalla es algo que recordaré toda la vida, porque allá donde voy llevo el nombre de Menorca siempre conmigo, intentando dejarlo lo más arriba posible», abundó emocionado nuestro deportista más destacado.

«Un resultado como esta medalla de plata hace que me sienta más orgulloso y feliz todavía de ser menorquín», continuó Llull, que en relación a la legendaria final de la fue protagonista ante EEUU consideró que «nos faltaron un par de acciones acertadas en los últimos instantes; fue una lástima que se nos escapara el oro».

Con todo, el base mahonés valoró que «debemos estar orgullosos de esta medalla, que es algo histórico, más cuando es la segunda consecutiva; hay que disfrutarla». «Con el paso del tiempo le daremos más importancia a esta plata», concluyó Llull, que ahora abre un breve periodo de descanso antes de incorporarse al Madrid.