0

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) consiguió el mejor tiempo pero también protagonizó una espectacular caída en la primera sesión de entrenamientos libres para el Gran Premio de Gran Bretaña de MotoGP en el circuito de Silverstone.

Afortunadamente sin consecuencias graves para su integridad física, Marc Márquez se fue al suelo en los minutos finales de la tanda y cuando salía de su taller con los neumáticos de su moto todavía muy fríos en la curva dos, a la que se llega a más de 260 km/h. (267) al perder adherencia en el tren delantero de su moto.

Por entonces él era el líder con un tiempo de 2:00.941, seguido por el también español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP) a poco más de dos décimas de segundo, y por el líder del mundial, el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) a 360 milésimas de segundo.

Quartararo fue precisamente el líder en los primeros minutos de la tanda inaugural de MotoGP en Silverstone, aunque enseguida le doblegaron los dos pilotos del equipo Repsol Honda, Marc Márquez y Pol Espargaró -al final cuarto-, que encadenaron una serie de vueltas rápidas consecutivas.

Entre todos ellos se estableció una pequeña batalla inicial en la que también se inmiscuyó el francés Johann Zarco (Ducati Desmosedici GP21) que propició que los mejores tiempos cayesen rápida y consecutivamente a cada giro que completaron.

En el polo opuesto se situó por esos instantes el español Alex Márquez (Honda RC 213 V), quien pasó de la duodécima plaza a la octava, pero en el siguiente giro tras su vuelta rápida y al rodar mucho más despacio, sus neumáticos dejaron de trabajar a la temperatura idónea y le jugaron una mala pasada en la curva doce, la más «famosa» en la primera tanda del Gran Premio de Gran Bretaña.

Sin daños físicos que lamentar, Alex Márquez intentó regresar a la pista, pero su moto no estaba en condiciones y le obligó a regresar a su taller por la pista de servicio para continuar la sesión con su segunda moto.

Los tiempos continuaron bajando paulatinamente y siempre con el denominador común de tener a Marc Márquez como referencia en la tabla, aunque a dos minutos del final y en su última salida a pista, con el neumático delantero muy frío, se fue al suelo en la curva dos a gran velocidad.

Noticias relacionadas

El «arrastrón» fue de los de vértigo y Márquez, que enseguida se cogió ambos brazos para protegerse, primero deslizó sobre la hierba para acabar dando vueltas sobre ella y llegar nuevamente a la siguiente sección de asfalto.

El resultado, la Repsol Honda RC 213 V destrozada en medio de la pista y Marc Márquez sin daños físicos de consideración pudo regresar a su taller andando mientras los controles del circuito británico mostraban bandera roja para poder recuperar el vehículo y limpiar la pista de hierba y trozos esparcidos por todas partes.

Y eso que antes ya se había ido por los suelos, pero en su caso en la curva doce, el también español Jorge Martín (Ducati Desmosedici GP21), que tampoco se produjo daños físicos.

Con algo menos de dos minutos (1:57) por delante, se reanudó la primera sesión de pruebas libres de MotoGP para que nada cambiase hasta el final.

Descanso

Marc Márquez dijo que debe descansar y mantener el máximo de tiempo posible cerrado un ojo en el que se produjo una pequeña herida con la arena que le entró por el casco tras la caída.

«En esa caída me ha entrado arena en el ojo y eso ha provocado una pequeña herida que durante los segundos entrenamientos libres me molestaba porque me lloraba el ojo, aunque no era ningún problema», explicó sobre su percance Marc Márquez.

«Hoy me he sentido bastante bien desde el inicio, ya dije que me sentía esta semana con energía, que me sentía bien, el hombro no me molestaba mucho y he podido salir y pilotar como me gusta, como quería, aunque ha sido una lástima la caída al final del primer libre que ha trastocado un poco los planes para los segundos libres», recordó el piloto de Repsol Honda.

«En esa caída me ha entrado arena en el ojo y eso ha provocado una pequeña herida que durante el segundo libre me molestaba porque me lloraba el ojo, aunque no era ningún problema, pero cuando he acabado sí que como se ha secado más el ojo, la herida ha ido un poco a peor y he ido al hospital a que me lo limpiasen», dijo el ocho veces campeón del mundo de motociclismo.

«En teoría no tiene que ser nada grave, me han dicho que este sábado estará bien, pero necesito descanso, estar con el ojo cerrado y, en resumen, se puede decir que estoy contento de cómo ha ido la primera jornada, que me he sentido bien encima de la moto y parece que aquí funciona bien y tenemos un buen nivel, así que a ver si lo podemos mantener de aquí al final del fin de semana», señaló el piloto de Repsol Honda.