El piloto de Moto GP, Joan Mir (Suzuki Ecstar) rueda en el circuito Ricardo Tormo de Cheste (Valencia). | Efe - Kai Försterling

0

Mir pasa de la caída en el estreno en Jerez a un primer triunfo en MotoGP en Cheste que sentenció un título logrado yendo de menos a más y sin apenas pisar la primera fila de la parrilla

De menos a más. De una caída en la segunda vuelta de la primera carrera de la temporada a su primer triunfo en MotoGP, y sin apenas pisar la primera línea de la parrilla de salida, la de Joan Mir ha sido una gran remontada con un final idílico. En el Mundial más atípico, el piloto mallorquín acostumbró a sus seguidores a remontadas de vértigo, pero también echó mano de la cabeza y la calculadora cuando las condiciones no eran las mejores. En Austria subió por primera vez al podio (2º) y acarició el que hubiera sido su primer triunfo, hasta que la Yamaha de Viñales hizo aparecer la bandera roja en el Gran Premio de Styria. Le birló el podio a Rossi a pocos kilómetros de Tavullia y con siete cajones en nueve carreras encauzó su segundo título mundial, el primero de MotoGP y el que le hace entrar en la leyenda.


Gran Premio de España

Parrilla: 12º

Carrera: N/C


En la segunda vuelta, Mir se fue al suelo en el estreno de la temporada en Jerez, en la vuelta número dos y en la misma carrera en la que Marc Márquez se despedía del certamen al caerse también. Suzuki no puntuó con ninguno de sus pilotos en un arranque que dejó mal sabor de boca tras el largo parón derivado de la pandemia.

Gran Premio de Andalucía

Parrilla: 10º

Carrera: 5º


Siete días después de besar el asfalto, Joan Mir recuperaba buenas sensaciones en carrera, tras volver a estar detrás en la parrilla de salida. La quinta posición lograda le daba al mallorquín sus primeros once puntos en plena efervescencia de un Quartararo intratable, liderando en Mundial con 50 de 50 puntos posibles.


Gran Premio de la República Checa

Parrilla: 9º

Carrera: N/C


Tampoco tuvo suerte Mir en Brno, donde un incidente de carrera con el también español Iker Lecuona le volvió a dejar sin puntos, tras salir desde la tercera línea. Quedaba margen y venía un trazado que siempre le había dado alegrías al balear.

Gran Premio de Austria

Parrilla: 6º

Carrera: 2º


El primer podio en MotoGP para Joan Mir llegaba en el mismo escenario en el que estrenó su palmarés y su lista de triunfos en el Mundial, allá por 2016 y en Moto3. El Red Bull Ring de Spielberg le vio salir delante para acabar segundo, tras Andrea Dovizioso, tomar impulso en la general y firmar su mejor resultado, hasta aquel momento, en la cilindrada reina.


Gran Premio de Styria

Parrilla: 3º

Carrera: 4º


Iba a ser el día que tanto tiempo llevaba soñando, pero cuando Maverick Viñales tuvo que, literalmente, tirarse de su Yamaha y se sacó la bandera roja, el buen trabajo de un Mir que lideraba la carrera tras salir por primera vez en la temporada desde la primera línea de la parrilla se fue al traste. La reanudación desconcentró al 36, que acabó cuarto en una carrera marcada por un final alocado y en el que el portugués Oliveira se alzó con el triunfo que, todos coincidieron, le correspondía moralmente al palmesano, que seguía escalando en la general.

Gran Premio de San Marino

Parrilla: 8º

Carrera: 2º


La progresión de Mir era ya una evidencia. Al igual que el hundimiento de Quartararo o Viñales. Las Suzuki iban a más a la par que Yamaha pinchaba. De nuevo Joan mostró una línea ascendente en carrera, culminada en una vuelta final que será recordada por el adelantamiento a Valentino Rossi, a quien el balear arrebató el tercer peldaño del podio en ‘su’ circuito, a pocos kilómetros de su hogar. Esos 16 puntos daban a Mir un empujón notable en la general, en la que ya era cuarto.

Gran Premio Emilia Romagna

Parrilla: 11º

Carrera: 2º


En el mismo trazado de Misano en el que regresó al podio, Joan Mir daba otro paso al frente para apretar más la general del Mundial de MotoGP. Tras una dura pelea con Fabio Quartararo y Pol Espargaró, se alzó con el segundo puesto y elevaba exponencialmente sus opciones de luchar por el título.

Gran Premio de Catalunya

Parrilla: 8º

Carrera: 2º


En un trazado que conoce bien, Mir volvió a crecer en carrera para escalar posiciones. De salir octavo pasó a la segunda plaza, completando junto al triunfo de su compañero Álex Rins un histórico ‘doblete’ para Suzuki, que se metía de lleno también en la lucha por los títulos de marcas y equipos. Mir sumaba otros valiosos 20 puntos y ya era segundo de la general, al acecho de un Quartararo que iba a menos.

Gran Premio de Francia

Parrilla: 11º

Carrera: 14º


En un fin de semana duro por las condiciones climatológicas (lluvia y frío), Joan Mir optó por arriesgar lo justo y necesario, sabedor de que había margen para recuperar. Con cinco Grandes Premios por delante, el balear cedió dos puntos sobre Quartararo, siendo 14º en una carrera dura y en la que tenía más cosas que perder que ganar. De Le Mans salió todavía segundo.

Gran Premio de Aragón

Parrilla: 6º

Carrera: 3º


Entrados en la recta final de la temporada, un doble paso por Motorland Aragón iba a ser determinante para su desenlace. El descalabro de Quartararo, que pasó de la ‘pole’ a la 18ª plaza en carrera, fue acompañado de la tercera posición de un inteligente Mir, que a la vez atrapaba el liderato y asestaba un golpe al Campeonato del Mundo y a sus rivales en un momento clave.


Gran Premio de Teruel

Parrilla: 12º

Carrera: 3º


Cuando peor parecía que podían ir las cosas, de nuevo emergió el Mir más bravo, para remontar desde la cuarta línea de la parrilla de salida hasta la tercera posición. Volvía a arañar puntos a Quartararo (8) a la vez que Álex Rins, su compañero de marca, se sumaba a la lista de candidatos tras firmar un segundo y un primer puestos en el periplo aragonés.

Gran Premio de Europa

Parrilla: 5º

Carrera: 1º


Éxtasis en Cheste. Fue la carrera perfecta, la soñada. La cuenta pendiente que el motociclismo tenía con Mir, que tras una brillante clasificación, salió con determinación a por la victoria, que encauzó tras adelantar a su compañero, Álex Rins, para estrenarse como piloto ganador de un Gran Premio en MotoGP, el segundo mallorquín en lograrlo tras Jorge Lorenzo, y dejar encarrillado el título, al amontonar 37 puntos sobre Quartararo y Rins, a falta de dos carreras y 50 puntos en litigio. Y, de paso, puso los títulos de marcas y equipos al alcance de Suzuki.

Gran Premio de la Comunitat Valenciana

Parrilla: 12º

Carrera: 7º

Joan Mir optó por una estrategia un tanto conservadora al inicio, de segunda mitad de la carrera, al optar por el neumático delantero duro en el eje delantero de su Suzuki GSX RR, lo que le obligaba a tomarse con cierta calma las primeras vueltas para calentar hasta su temperatura adecuada los neumáticos, aunque algunos de sus rivales se ponían más fácil al cometer errores, como el del francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), que se tuvo que ir recto al entrar colado en la curva dos y regresó a la pista en una retrasada decimosexta plaza, que condenaba su rendimiento a la remontada.