El piloto mallorquín en una imagen tomada esta temporada. | EFE

0

El mallorquín Joan Mir (Estrella Galicia 0'0 Kalex), séptimo en la clasificación provisional del mundial de Moto2, ha asegurado nuevamente en el circuito italiano de Mugello que «no hay nada todavía» sobre su fichaje por Suzuki y dijo no poder decirlo «porque es más delicado de lo que parece, esto no es como cuando llegaba en Moto3 y empezaba a hablar sin problemas, ahora es más complicado, empezamos a estar un poco más enganchados».

Mir reconoció, no obstante, que «ahora estamos en negociaciones a muerte, esperemos que en este fin de semana o el siguiente pueda salir la noticia pero por el momento no hay nada firmado, pero firmar por Suzuki sería una pasada porque es una moto de fábrica y ese es uno de los objetivos que tenemos, que sea una moto de fábrica».

«Es una moto que ha hecho podios y creo que es una moto muy, muy competitiva», resaltó sobre la Suzuki Joan Mir, quien aclaró que le gustaría solventar su futuro cuanto antes para centrarse en Moto2 hasta el final de la temporada, sin ninguna intención de probar antes una MotoGP.

Otra de las opciones podría ser Honda y, sobre ello, Joan Mir dijo que «Honda también es una moto muy competitiva, pero estamos ahí, estamos barajando opciones y la mejor opción deportiva, la que me convenza más tanto a mí como a mi entorno será con la que nos quedemos», si bien aclaró que si no es con el equipo Repsol Honda no cree que vaya a Honda.

Noticias relacionadas

El campeón en título de Moto3 destacó que su objetivo «es ir a MotoGP con una moto oficial, en las últimas carreras me estoy sintiendo fuerte, en los test también, y quiero seguir así, pero mi decisión de ir a MotoGP, si hay una fábrica, está tomada y va a ser así».

Al hablar del Gran Premio de Italia que se disputa ese fin de semana en el trazado de Mugello, Joan Mir, séptimo a cincuenta puntos del líder, el italiano Francesco Bagnaia, comentó que tiene un «extra de confianza tras el podio de Le Mans y los test en Barcelona, y por eso llegas con ganas, con ganas de hacerlo lo mejor posible otra vez y ver si podemos repetir el resultado de Le Mans».

Sobre la situación de su equipo, con problemas entre el propietario del mismo, el belga Marc van den Straten y el que era el director del equipo, ahora despedido, el también belga Michael Bartholemy, dijo no sentirse afectado y que a priori tampoco le afectaba de ninguna manera.

Centrado en la competición, Joan Mir recalcó que quería ser «igual de competitivo que en Le Mans, cada carrera que pasa estoy más preparado para luchar por la victoria o el podio; en Le Mans ya estaba preparado pero aquí será algo más difícil ya que los italianos van siempre rápido y siempre es un poco más complicado en estos circuitos, pero mi objetivo es estar luchando en todas las carreras por estar delante y ahora más que nunca».
Mir dijo no pensar en el título de Moto2, aunque «obviamente, si se presenta la oportunidad y estamos luchando por el podio en todas la carreras, se puede pensar, puede pasar, y si pasa y nos vemos con fuerza ya se verá».