Previous Next
26

El joven piloto mallorquín Joan Mir se ha proclamado en la madrugada de este domingo campeón del mundo de Moto3 al imponerse en su carrera en el circuito de Philips Island, en el Gran Premio de Australia.

Mir, que necesitaba cinco puntos para alzarse con el título mundial, se ha impuesto por delante de Loi y Jorge Martín en una carrera marcada por la lluvia.

El mallorquín ha logrado nueve victorias este año en Moto3, algo que ningún piloto había logrado hasta el momento en la categoría y ha subido al podio en 11 de las 16 carreras disputadas en el presente curso.

Histórico

De esta forma, el mallorquín se ha convertido en el decimonoveno campeón del mundo español. A sus 20 años, suma además el cuadragésimo séptimo título mundial para las vitrinas del motociclismo español, tras el entorchado logrado el pasado año por Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) en la categoría de MotoGP, el tercero de su cuenta personal en la categoría reina y el quinto en el cómputo global de su palmarés deportivo.

Noticias relacionadas

Para Mir es su primer título mundial y lo logra con gran autoridad, dos grandes premios antes de la finalización del campeonato, y con setenta puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el italiano Romano Fenati (Honda).

Australian Motorcycle Grand Prix 2017

En 2015 otro palmesano, Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), sumó en el circuito Ricardo Tormo de Valencia su quinto campeonato mundial y el tercero en la categoría de MotoGP, que era el cuadragésimo quinto título del motociclismo español en esta competición, desde que se instauró como tal en 1949 por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM).

Nieto, el más grande

En esa relación continúa siendo Ángel Nieto el piloto más laureado, con «Doce más uno» títulos mundiales, y tras él se encuentran empatados con cinco Lorenzo y Márquez. Les sigue Jorge Martínez «Aspar», con cuatro títulos mundiales.

Mir ingresa así en una nómina de campeones en la que se encuentran nombres propios como Alex Crivillé, el primer español en conseguir un campeonato del mundo de la categoría reina del motociclismo, los 500 c.c., en el año 1999, o «Sito» Pons, el primero en conseguir un título mundial de una categoría considerada superior, los 250 c.c., por partida doble, en 1988 y 1989.