Lorenzo: «No es imposible la victoria»

| Sachsenring, Alemania |

Valorar:
preload
Lorenzo, fotografiado durante una rueda de prensa en el circuito de Sachsernring, cerca de Hohenstein-Ernstthal, Alemania,.

Lorenzo, fotografiado durante una rueda de prensa en el circuito de Sachsernring, cerca de Hohenstein-Ernstthal, Alemania,.

JAN WOITAS

El mallorquín Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) aseguró en el circuito alemán de Sachsenring que, aunque su situación física no es la óptima, «la victoria no es imposible.

«Habrá que forzar físicamente un poco más, aunque espero que no sea demasiado grave», señaló el piloto mallorquín, que llegó al circuito alemán «equipado» con dos muletas al detectarse a su regreso a Barcelona tras la caída de Assen (Holanda) que tenía una rotura de ligamentos en el tobillo derecho.

«He estado peor, pero también mejor», explicó Lorenzo, quien añadió: «Después de caerme sentí un poco de dolor, aunque con el paso del tiempo éste fue a más y al llegar a Barcelona los médicos detectaron la rotura de ligamentos, que me obliga a guardar el máximo de reposo posible y a intentar tardar el máximo posible en apoyar el pie en el suelo».

La referencia a su caída de China en 2008 era obvia, pues a pesar de sufrir algunas pequeñas fracturas en ambos tobillos logró acabar aquella carrera en cuarta posición y en el siguiente gran premio, en Francia, protagonizó una épica demostración de pundonor hasta la segunda posición final.

«En China fue bastante peor, peor que antes de Assen, hasta donde llevábamos un campeonato casi perfecto, pero no sirve de nada lamentarse, es una situación difícil, pero tengo la suficiente motivación como para intentar hacerlo lo mejor posible», dijo el campeón del mundo de MotoGP en 2010.

No obstante, como queriendo quitar hierro a la situación, Jorge Lorenzo explicó que «el circuito de Sachsenring tiene muchas curvas a izquierdas y eso seguramente me ayudará, además es un circuito cuyas características son muy buenas para la Yamaha y también para mi forma de pilotaje, aunque no será hasta mañana cuando vea como me encuentro encima de la moto y después trabajaremos para intentar conseguir el mejor resultado posible».

Otro de los problemas que preocupa a Lorenzo es el motor que se quemó en el percance pues «en esta situación nos encontramos entre la espada y la pared ya que no nos queda margen para rectificar, por lo que tendremos que estudiar todo muy bien y saber si podemos aguantar toda la temporada».

«Me cuesta creer que podamos salir de esta situación sin perdernos ningún entrenamiento para poder mantener todos los motores necesarios hasta el final de la temporada y la verdad es que, para ser sincero, sé que es difícil que acepten -en alusión al reglamento del campeonato que limita el uso de motores- pero podían ser igual de deportivos que en 2010 con la decisión que se tomó de Suzuki», reconoce Lorenzo en alusión al resto de marcas del campeonato y su benevolencia con ese fabricante cuanto tuvo unos problemas semejantes.

«Algo tiene que cambiar, tiene que existir una excepción, pues el motor se ha roto por unas circunstancias ajenas a nuestra voluntad», afirmó Lorenzo, quien no obstante aclaró que no sabía muy bien como aplicar esa excepción.

También recordó la situación y sus declaraciones sobre Álvaro Bautista y reconoció haber sido «demasiado agresivo con Álvaro, creo que no merece la pena seguir hablando de ello, en ese momento me pilló en caliente con un grupo de periodistas y dije lo que dije, pero intentaré exponer en su momento ante la comisión de seguridad mi idea, que no es otra que imponer siempre algún tipo de sanción para que los pilotos tengan en cuenta que puede haber castigo si tienen algunos comportamientos para ver que es lo que pasa....».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.