Joan Cardona, durante una de las pruebas de Finn de este miércoles. | Foto: Sailingshots/RFEV

1

La jornada para los regatistas baleares en los Juegos Olímpicos de Tokio tuvo de todo. Desde la consolidación del menorquín Joan Cardona como seria opción de medalla en Finn hasta el pinchazo de Mateo Sanz en la general de RS:X Masculino, alejándose de las primeras plazas de la general tras tres mangas para olvidar.

En el caso de Cardona, el regatista del Real Club Náutico de Palma exhibió de nuevo la regularidad de la jornada inaugural, y con un quinto y un tercer puestos en las dos pruebas del miércoles se asienta en la tercera plaza de la general de la clase Finn. Eso sí el británico Giles Scott aprieta fuerte y deja claro que va a por el oro, cuya caza está muy reñida. Scott se llevó la victoria en las dos pruebas y está cuarto (11 puntos), a dos puntos de Cardona (9), quien a su vez tiene a uno a los dos regatistas que lideran la general, el turco Alican Kaynar (8) y el húngaro Zsombor Berecz (8).

Por contra, el formenterense Mateo Sanz tuvo un mal día en aguas de Enoshima, viendo cómo se alejan sus opciones de medalla después de firmar un 16-17-12 que le hacen caer a la octava posición provisional (56 puntos), a 17 del bronce provisional, que sería para el francées Thomas Goyard (39), mientras que el neerlandés Kiran Badloe dio un paso al frente hacia el título olímpico y se coloca más líder con 26 puntos, ocho menos que el italiano Mattia Cambroni (34).

Sanz tiene tres pruebas más para intentar escalar posiciones antes de la Medal Race del día 31, en la que se definirá el podio de RS:X Masculino.