Panorámica de la asamblea general de la Federació de Futbol de les Illes Balears celebrada este sábado en el Palau de Congressos de Palma. | Pilar Pellicer

1

El próximo presidente de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB) tendrá un sueldo como dirigente profesional. La asamblea celebrada este sábado en el Palau de Congressos de Palma ha aprobado que el nuevo responsable de la territorial perciba un sueldo anual cercano a los 100.000 euros y que será sufragado por la Real Federación Española de Fútbol.

Noticias relacionadas

Miquel Bestard renunció en su momento a percibir un sueldo como presidente de la Federación Balear, que cambia de ciclo tras presentar su dimisión. En la misma cita en la que el dirigente bunyolí ha anunciado su despedida en presencia de Luis Rubiales, los asambleístas han dado luz verde al quinto punto del orden del día. La medida ha sido aprobada por todos los votos a favor salvo una abstención y permitirá que el próximo presidente cobre anualmente 100.000 euros de la RFEF «en atención al plan estratégico de mejora y profesionalización de las Federaciones Territoriales».

El encargado de dirigir los pasos de la FFIB hasta la convocatoria de los nuevos comicios para elegir al presidente será Pep Sansó. El que fuera entrenador, entre otros del San Francisco, el Campos y el Atlético Baleares, ha sido designado para ejercer el relevo tras la renuncia de los demás vicepresidentes y se encargará de velar tanto por la territorial como de la convocatoria en tiempo y forma del nuevo proceso electoral que culminaría en 2024 coincidiendo con los Juegos de París como es habitual en las federaciones de deportes olímpicos.