Imagen del campo del San Roque en Palma. | AYUNTAMIENTO DE PALMA

4

Puñetazos en el campo e incidentes entre el público provocaron la suspensión este pasado domingo 25 de mayo del partido de la fase de ascenso que enfrentaba al San Roque y el Bunyola. Una agresión en el terreno de juego desembocó en enfrentamientos en la grada que llevaron al colegiado del encuentro a decretar la suspensión del choque correspondiente a la vuelta de las semifinales.

Noticias relacionadas

Después de que el San Roque se impusiera 1-2 en el partido de ida, el partido en el campo de la barriada palmesana acabó de forma abrupta y dejó pendiente su resolución. En un momento del partido, un jugador recibió una entrada muy dura y el infractor recibió el impacto de una espinillera, a lo que respondió con una agresión. Al tumulto sobre el campo le siguió una importante tangana entre el público, lo que llevó al árbitro a suspender el partido.

La suspensión del San Roque-Bunyola se suma a la que se vivió en Alaró en el encuentro de categoría juvenil en el que el equipo local se enfrentaba al Calvià. El colegiado también se vio obligado a suspender el choque después de que un espectador ingresara en el campo y agrediera al delegado de los calvianers.