Imagen del técnico del Cádiz, Sergio González, durante una rueda de prensa. | Cádiz

1

El entrenador del Cádiz, Sergio González, manifestó este viernes que confía «en la honradez del Osasuna y del Espanyol», contrincantes respectivos del Mallorca y el Granada, los dos adversarios de los gaditanos el domingo en la lucha por evitar el descenso. Sergio González indicó en rueda de prensa que espera que el Alavés, rival el domingo en el estadio Mendizorroza y ya descendido matemáticamente, sea un equipo «fuerte que querrá sumar un triunfo en su casa y dejar una buena sensación» en la última jornada.

Noticias relacionadas

Para el técnico catalán, el Cádiz debería plantear un partido «aislado» de la situación en la que se encuentra, arribando a la última jornada en puesto de descenso y teniendo que ganar y esperar que pinchen el Mallorca o Granada. Sergio reconoció que deben ser «realistas» y afrontar el encuentro en busca de conseguir la victoria. «Salir concentrados, competir, ganar los duelos individuales, que seamos mejores que el rival, que nos adelantemos en el marcador y eso nos consolide», solicitó Sergio González para el encuentro de Vitoria.

El entrenador del Cádiz pidió también «demostrar que el equipo se está jugando la vida» y reclamó por «merecimiento» la permanencia en Primera División, "siempre y cuando se gane el domingo", aclaró. «Si ganamos en Vitoria estoy convencido de que tenemos muchas opciones de quedarnos», recalcó Sergio González, quien lamentó que el empate del pasado domingo ante el Real Madrid (1-1) en el estadio Nuevo Mirandilla les dejara en posiciones de descenso. «La semana ha sido complicada. El inicio fue difícil porque estábamos un poco hundidos. Hay que aceptar que no dependemos de nosotros mismos», precisó.